En Cuba, ante los primeros casos de COVID-19, muchos emprendedores han intensificado las acciones de cuidado e higiene en sus negocios.

En la prevención de esta enfermedad, quienes brindan servicios al turismo tiene una alta responsabilidad, por eso en zonas turísticas como Matanzas, el gobierno “ha capacitado al 80 % de los mil 694 arrendatarios de casas privadas, de ellas 418 en Varadero, 290 en Santa Marta, 196 en Boca de Camarioca, 384 en Cárdenas y 293 en la Ciénaga de Zapata”, dijo el doctor Fernando Acebo Figueroa, director de la Unidad Provincial de Higiene y Epidemiología de Matanzas a Juventud Rebelde.

Al mismo tiempo, este sector es uno de los más afectados económicamente. El emprendedor Abel Cartaya —cuyo negocio se basa en las producciones y ventas mayoristas de artesanías a extranjeros— afirma en un tuit que su negocio peligra. Ante la incertidumbre, el proyecto FullGao —que ofrece herramientas y capacitación sobre Marketing Digital especializado en el sector hostelero— ha compartido tips para el trabajo y ha hecho un llamado a evitar el pánico ante cancelaciones. Entre las recomendaciones, están “proteger a los trabajadores y clientes; y usar nasobuco”.

Martín Proenza, fundador de Yotellevo y Pickocar, cuyos emprendimientos se basan en viajes contratados en mayor medida por visitantes foráneos, ha tuiteado que el tráfico a sus sitios “ha caído en un 20 % en los últimos 3 días. Nadie está planificando viajar, y los que lo iban a hacer han estado cancelando constantemente. Dependemos del turismo y tenemos poca diversificación (…)”.

Otros como Lali Albert González, fundadora de Studio Vintage: Marketing Digital Creativo, cuenta que por transitividad también se ha afectado su negocio. “¿Qué pienso hacer? Implementar desde ya mi plan de manejo de crisis”, dice.

“En Marketing Digital hay algo que se llama manejo de crisis y que todo Community Manager debe conocer, que consiste en aplicar estrategias precisas para tratar de mitigar el problema, que puede ser desde un cliente molesto hasta una situación de fuerza mayor como la que se presenta ahora”, dice González.

¿Qué sucede con otros emprendimientos?

La preparación es visible más allá de los hosteleros en Cuba. En el sector gastronómico, el restaurante La Escondida Habana, ha publicado en su página de Facebook medidas de higiene que deben ser tomadas por quienes arriben al negocio.

De igual manera, ha sucedido en las cafeterías de Juanky´s Pan, donde la directiva ha redoblado acciones como el “lavado de mesetas, sobre todo las que son de acero inoxidable, con agua clorada sistemáticamente; antes de entrar a las personas se les aplica gel antibacterial, entre otras”, expresó Juan Carlos Blain.

Captura de pantalla de la página de Facebook.

Captura de pantalla de la página de Facebook.

En negocios como el taller de bicicletas Vélo Cuba, su fundadora Nayvis Díaz comenta que están manteniendo la “distancia para hablar con todos los clientes; cubiertos y platos independientes; constante lavado de las manos con jabón y alcohol, incluso para los clientes que así lo deseen; los manubrios de las bicicletas se limpian con alcohol desinfectante cada vez que un cliente las entrega”.

Mientras, Maricel Ponvert, titular de D´Marie Centro Holístico de Bienestar, cuenta que aunque debido a las características de su emprendimiento siempre han tomado estrictas medidas higiénico-sanitarias, ahora las han “extremado más”.

“Mis trabajadores están usando protección para intimar con el cliente, cuando el cliente se va —igual que siempre— no solo se lava sino se pasa alcohol, se pasa cloro, así que, en caso de que se expanda, mandaría a mis trabajadores a casa de cada cliente”, afirma Ponvert.

Por su parte, Suney Peña de Corpus Habana —servicio de masaje corporal integral, cosmetología y consejería de estilo de vida— destaca que emplea productos naturales como los aceites esenciales y que preparan “esprays de eucalipto para aplicar en la cabina de masaje (un producto que mejora la función respiratoria)”; además de “otros como el aceite de clavo y el alcanfor, porque hay productos como el cloro de los cuales no se puede abusar porque causan más daño que beneficio en personas alérgicas y asmáticas. Las áreas que sean climatizadas se deben abrir completamente todos los días para que circule el aire nuevo y al final de cada día hay que desinfectar a profundidad”, dice.

También sus trabajadores se están preparando, y “deben tomar abundante agua, vigilarse los síntomas de gripe, cuidar la alimentación”.

Ante las posibles afectaciones por el coronavirus, algunos miran hacia el sistema tributario y muestran preocupación “sobre la no flexibilidad en el pago de impuestos ante la situación actual del turismo”; otros se preocupan sobre la “protección laboral” y algunos, como en el equipo de Vélo Cuba, prevén el apoyo a sus trabajadores.

Nayvis Díaz comentó que sus trabajadores disfrutan al año de “tres semanas de vacaciones con pago del promedio de su salario durante los últimos seis meses”. Para estos casos, determinaron el pago de una semana extra con importes iguales. “Por lo que, en total, el trabajador dispondrá de un mes en casa sin afectación salarial y sin que esto afecte su tiempo de descanso”, el cual siempre toman antes del 31 de diciembre de cada año.

Aunque el coronavirus está contenido en Cuba y solo se reportan cinco casos hasta el momento, la posible expansión de la epidemia en la Isla ha comenzado a impactar en algunos cuentapropistas, porque mientras unos se preparan, otros han decidido cerrar por iniciativa propia y acorde con las medidas que se están tomando en otros países afectados.

Así ha sucedido con restaurantes como La GuaridaGrados que anunciaron su cierre, al igual que Rihea Producciones Gráficas. Su fundadora Heidy Febles explica: “cerré los locales, uno porque estaba realmente al lado de dos hospitales. El segundo local he pospuesto apertura porque ahora mismo no sé cómo será la situación”.

Como doctora, cree que “puede empeorar la situación y estamos alertas, aunque nuestro sistema de salud está haciendo todo lo posible. Estamos trabajando desde la casa por pedido y todo será a domicilio”, dice.

Negocios como BacheCubano (que combina las ventas online con entregas en físico) aplican medidas como “desinfectar los productos que salen de casa; lavarnos siempre las manos después de cualquier contacto con dinero y/o personas debido a transacción comercial; informar y capacitar vía YouTube; evitar el desplazamiento de los clientes a los lugares, se resuelve con el free shipping (envío gratis) y es solo un mensajero dando vueltas”.

 

Te recomendamos leer también:

Lo que debes saber para prevenir el coronavirus, según la Organización Mundial de la Salud

 

Si te gustó este texto puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.