panel solar fotovoltaico casa

De espaldas al sol: así desaprovecha Cuba su más promisoria fuente de energía

26 / octubre / 2023

Más de un año pasó antes de que Copextel atendiera el reclamo de sus clientes y comenzara a vender sistemas fotovoltaicos autónomos, capaces de funcionar durante los apagones y de almacenar energía para la noche.

En agosto de 2022 un reportaje del periodista Lázaro Manuel Alonso reveló la inconformidad de varias familias habaneras que adquirieron los sistemas fotovoltaicos «incompletos», sin las baterías ni otros componentes imprescindibles para operar cuando resultaban más necesarios: en las horas de apagón. Por entonces, los directivos de la corporación no revelaron los motivos que los habían llevado a apostar por esos modelos.

Un camagüeyano que en 2022 compró uno de aquellos sistemas, y compartió su experiencia en condición de anonimato, piensa que Copextel no estaba preparada para garantizar el producto y los servicios que ofrecía. «Había que anotarse en una lista y esperar. Supuestamente, ellos vendían los paneles y hacían la instalación, pero a mí me los dejaron en la casa sin siquiera las bases y los cables de conexión. Al final tuve que contratar a un particular para que los montara, y mandar buscar las baterías afuera».

Los sistemas fotovoltaicos que ahora oferta Copextel tienen capacidad para generar 920 vatios, y un precio de 515 546 CUP (460 000 pesos más que los comercializados a partir de 2021). Significativamente, salieron a la venta en La Habana, la provincia que menos sufre apagones.

En el reporte televisivo que emitió la noticia, Clauder Castillo Cortés, gerente general de Ecosol, la filial de Copextel especializada en energías renovables, se limitó a anticipar que la oferta pudiera extenderse al resto del país. «Queremos ir llevando estos sistemas a nivel nacional en la medida que vayamos contando con el financiamiento y podamos ir extendiendo este suministro. O sea, mantener un ciclo de reaprovisionamiento lógico que nos permita llegar a toda Cuba».

Su optimismo probablemente resulte excesivo. El surtido de las dos tiendas abiertas por Copextel en la capital depende de «una asignación hecha por el Gobierno en un entorno cambiario de un dólar por 120 pesos», reveló el periodista Lázaro Manuel Alonso. Con esa tasa de cambio las autoridades apenas consiguen garantizar un pequeño número de ventas de divisas a la población y transferencias muy limitadas para empresas estatales «priorizadas».

Así lo demostró un programa de financiamiento creado en marzo de 2023 por el gobierno de Villa Clara para impulsar la reactivación de varias empresas industriales y de producción de alimentación, al cual apenas se pudieron destinar 3.3 millones de dólares.

En retroceso

Entre mediados de septiembre y mediados de octubre de 2023, en todo momento al menos una quinta parte de la población cubana estuvo sin servicio eléctrico. (Cada día la Unión Eléctrica informó un déficit de un mínimo de 300 MW). Incluso en horario diurno, cuando el país recibe una intensa radiación solar, estimada por el Ministerio de Energía y Minas (Minem) en «aproximadamente 5 KWh por metro cuadrado al día».

En teoría, una superficie de 70 metros cuadrados —similar a la de cualquier casa de dos o tres habitaciones— cubierta con paneles solares podría generar en un día el equivalente al consumo promedio mensual de dos viviendas (5 KWh por metro cuadrado por día).

En Cuba, casi todo ese potencial se pierde. Según el Minem, los 72 parques fotovoltaicos existentes suman una potencia conjunta de 226 MW. La capacidad fotovoltaica de la isla lleva años prácticamente sin crecer. De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), incluso estaría disminuyendo en cuanto a sus aportes de electricidad.

La ONEI, que no hace distingos entre la generación eólica y fotovoltaica, en su anuario más reciente apunta que 2022 (241.5 gigavatios/hora) fue el de menor producción a partir de esas fuentes renovables de energía (FRE) desde 2018 (167.8 GWh).

Cuba genera solo el 5 % de su energía con recursos renovables, una cifra muy lejos del 24 % fijado en 2014y modificado a 37 % luego para alcanzar en 2030—. De la generación a través de fuentes fósiles, el 50 % es combustible de importación. La generación solar fotovoltaica aporta el 1.15 % del consumo total del país. En el horario del mediodía, la energía del sol representa el 6 % de la generación y cubre la demanda de unas 200 000 viviendas.

mapa energía sola

Fuente: Ministerio de Energía y Minas

El decrecimiento de las FER desde 2018 a la actualidad no se debe solo a la falta de nuevas inversiones, sino también a la mala gestión de las operativas. Un caso extremo ocurrió en Pinar del Río en septiembre de 2022, cuando el huracán Ian destruyó la mitad de los paneles del parque fotovoltaico de Santa María.

La pérdida de ese 1.1 MW de potencia hubiera podido evitarse desmontando a tiempo el parque o construyéndolo acorde a las normas de resistencia a huracanes que en los últimos años han sido implementadas en distintos países del Caribe.

En Puerto Rico y otras islas, por ejemplo, han sido modificadas las estructuras de soporte de los paneles para que sean capaces de resistir vientos de hasta 250 kilómetros por hora (a su paso por Pinar del Río el huracán Ian registró un máximo de 205 kilómetros por hora).

Más barato seguir contaminando

Durante la crisis de apagones de 2022, miles de plantas eléctricas fueron traídas a Cuba por particulares. Una parte de ellas acabó surtiendo el mercado informal, que las corporaciones estatales no abastecían.

No fue hasta hace pocos meses que las cadenas Cimex y Tiendas Caribe comenzaron a vender los equipos de entre 1 200 y 6 500 vatios de potencia, a precios que oscilan entre los 400 y los 1 500 MLC. Incluso la página web del Minem ofrece un enlace para su compra online en mercados en divisas.

Si bien esos equipos tienen como inconveniente su dependencia de algún combustible —por lo regular, gasolina—, su costo los hace particularmente atractivos frente a los paneles fotovoltaicos comercializados por Copextel.

Desde la perspectiva de muchos potenciales clientes cubanos, la tecnología solar también tiene los inconvenientes de la poca disponibilidad de personal calificado para su mantenimiento, y la dificultad para acceder a piezas y partes con un período de vida útil acotado, como las baterías.

«Sale más rentable una planta que unos paneles. Yo tengo una que hace como dos horas por litro y me da para toda la casa. Además, en esencia es un motor y se encuentra más fácil un mecánico para repararla», consideró el camagüeyano Arlen Manso. «Los paneles son otra cosa, empezando porque funcionan durante el día, cuando la mayoría de la gente no está en su casa; sin un buen banco de baterías estás tirando el dinero».

Ramsés Montes Calzadilla, director de Política y Estrategia del Minem, aseguró en la televisión nacional que la inversión en energía fotovoltaica tiene una vida útil de 25 años.

«Cuando una empresa o consumidor instala una energía renovable tiene que hacer una inversión en divisas. Cuando se saca el valor de la inversión y lo que genera esa tecnología, debería dar un costo muy inferior al costo de la tarifa eléctrica. Ahí radica su factibilidad», dijo Montes Calzadilla.

Sin embargo, explicó que las tarifas eléctricas subsidiadas en Cuba desestimulan la inversión en energías limpias.

La compra de energía «sobrante» pudiera ser una alternativa para el Minem, que afronta dificultades para cubrir la demanda incluso en horario diurno. Pero el Gobierno no acaba de asumir una política coherente al respecto.

mujer celdas fotovoltaicas

La Empresa de Componentes Electrónicos Ernesto Guevara, en Pinar del Río, es una única fábrica de paneles solares en Cuba.

Así lo evidencia la Resolución 348, dictada recientemente por el ministro de Finanzas y Precios para fijar la escala de pagos a los proveedores del Sistema Electroenergético Nacional (SEN). La norma posterga la energía obtenida mediante fuentes renovables, para la cual establece valores de 3 CUP por KWh (si proviene de productores «no residenciales») y de 6 CUP por KWh (si la generan instalaciones ubicadas en viviendas).

Por el contrario, los entes definidos como «generadores y cogeneradores» (grandes productores estatales que emplean combustibles fósiles y biomasa) perciben 4, 9 y hasta 20 pesos, en dependencia del horario de entrega de la electricidad.

Aunque dicha disposición incluye facilidades impositivas, y enfatiza que las tecnologías renovables deberán comercializarse a «precios no recaudatorios» (es decir, a valor de costo), queda lejos de los reclamos de clientes residenciales que han instalado sistemas fotovoltaicos.

Una propuesta recurrente era que sus aportes de energía al SEN no se pagaran con dinero, sino en descuentos del número de kilovatios de sus facturas mensuales. Económicamente resultaba mucho más atractivo, toda vez que el valor del consumo a partir de los 450 kilovatios se incrementa en tramos progresivos que van desde los 7 hasta los 20 pesos.

Con todo y sus carencias, algunos pudieran calificar la Resolución 348 como un paso en la dirección correcta, pues las empresas estatales y privadas que generan electricidad con fuentes renovables quedan exentas del impuesto sobre utilidades.

Además, antes de su puesta en vigor el Gobierno pagaba a los productores residenciales apenas 3 pesos por kilovatio.

Sin embargo, ese aumento (casi risible) de la cotización queda muy por debajo del incremento de precios fijado por Copextel. La adición de las baterías y otros dispositivos de autonomía tecnológica fue aprovechada por la corporación para multiplicar por nueve el valor de sus sistemas fotovoltaicos con respecto a agosto de 2022, cuando modelos de una potencia similar se vendían en 55 000 pesos. Un salto de tal magnitud no se justifica siquiera con la profunda devaluación que en el período sufrió la moneda nacional. Se trata, simple y llanamente, de codicia empresarial permitida por las autoridades, incluso a contramano de la ley.

Los expertos insisten en que los factores que limitan el avance de las FRE en Cuba son las dificultades para acceder a financiamiento externo por las sanciones de Estados Unidos; el subsidio a la tarifa eléctrica desestimula la inversión en renovables; y el desconocimiento y la falta de mentalidad para el cambio de matriz energética.

Mientras, el discurso oficial en favor de las renovables sigue ocupando tiempo televisivo y radial, y se cuela en informes y reuniones. Muchas de estas últimas suelen convertirse en verdaderas torturas colectivas cuando al denso orden del día se suma un apagón. En un país tropical, como el nuestro, no tendría por qué ocurrir algo así.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ena María vaillant Aguilar

Yo llevo dos años exactamente en noviembre del 2021 solicite uno a través de la empresa eléctrica por no contar con electricidad por el difícil acceso a mi vivienda que se encuentra a dos km de la última acometida y me han dado tanta vuelta que me parece que voy a seguir alumbrandime con linterna dígame qué puedo hacer
Ena María vaillant Aguilar

Rafael Paruas Cuza

Lo que encarece el Sistema fotovoltaico de Inyección a Red que comercializa Copextel a parte del cambio del dolar( en aquel momento a 24, ahora a 120), es el sistema de acumulación con baterías de litio ferroso con 6000 ciclos (10 años de vida util) y 2900 Wh, las cuales tienen un precio de 1500 euros; no codicia empresarial.
Rafael Paruas Cuza

exequiel benavides moya

hola: Considero que el futuro es promisorio para Cuba y su gente. hay un horizonte insospechado para Cuba en el desarrollo de la energia renovable, sa creacion de un cordon industrial seria materia de un simposio explicar las ventajas que significan para Cuba esta oportunidad. Saludos desde Chile y que se llegue a puerto con esta propuesta del ministerio de energia alla en Cuba. atte. E. Benavides Moya
exequiel benavides moya

Eduardo

Hola, buen día. Yo creo que la punta del ovillo para el desarrollo de la solar fotovoltaica en Cuba está en su fábrica de baterías en Manzanillo. Las baterías son el elemento más débil y más caro del sistema, y sin una fábrica de baterías económicas será imposible el desarrollo de este tipo de energía renovable. Pero deben empezar a investigar sobre las nuevas baterías de sodio, más económicas y estables que las de litio, y sin problemas de suministro de las materias primas necesarias para su fabricación. Los grandes fabricantes chinos de baterías ya venden este nuevo tipo de acumuladores eléctricos que reemplazan el litio por el sodio, y se está investigando para aplicar esta tecnología a las baterías de 12 v, similares a las que ya se producen en Cuba. Les dejo un enlace al tema y abrazo desde Argentina. https://cicenergigune.com/es/blog/2024-ano-baterias-sodio#
Eduardo

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR380.00 CUP
1 USD
365.00 CUP
-5
1 MLC300.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification