Cuando se piensa en un diseñador de vestuario, por lo general viene a la mente alguien que es su propio maniquí: que anda por el mundo mostrando sus creaciones llamativas, con mucho glamour, o diseñándolas para otros. Pero esta chica que llega hasta aquí no cumple con el estereotipo.

Yanelys Pérez Bernabe viste ropa sencilla, casi no habla, tiene rostro de niña. Creadora de estilos y elegancia, prefiere ver sus diseños en otros cuerpos. Es diseñadora de vestuarios, una artista.

“El mundo del audiovisual me ha sonreído”, confiesa alguien que cree que es en este sector hoy en Cuba donde mejor se entiende  la función de un diseñador de vestuario. “Haciendo video clip me siento cómoda porque puedo dejar volar mi imaginación y lograr lo que deseo con mi trabajo, a diferencia de la industria que acorta el campo creativo. En los talleres te tienes que regir por una tecnología y por los materiales que estén a disposición. El audiovisual es bastante libre, tiene otras temáticas, maneja más la fantasía”.

Yanelys Pérez, la joven diseñadora que ha encontrado su espacio en el audiovisual. Foto: Leydis Hernández.

“Con la agrupación Qva Libre tengo una gran colección, pues la identidad de sus sombreros extravagantes me han dado mucho trabajo, igual que con las pamelas que usa la cantante Patry White”.

Desde el lado del espectador, ver el diseño terminado es fácil, más si intervienen luces, cámara y efectos visuales, pero si se acerca el foco podrá verse que los materiales utilizados para cada pieza son toda una revelación.

Parte del trabajo de Yanelys. Foto: cortesía de la entrevistada.“Cuando te gradúas de la Escuela de Diseño en Cuba aprendes a trabajar con los materiales más impensables, no con los que se recomiendan en las clases, sino con los que podemos encontrar. Las cartulinas que uso para los sombreros, por ejemplo, no son las ideales, pero tengo que hacerlos y que queden bien, así que cada vez que veo un pedazo de cartón lo guardo, porque sé que en algún momento voy a usarlo”.

“He tenido tropiezos. Hace un tiempo tenía la idea de montar un taller de costura con mis propios diseños, pero no pude. No encontré la mano de obra indicada, además fue un verdadero desafío conseguir las materias primas. Resulta que no existe un mercado que suministre a precios asequibles todo lo que se necesita, tejidos modernos y apropiados para el clima cálido, hilos de buena calidad, accesorios que permitan la decoración, y más que importante, adquirir las máquinas que le dan el acabado a cada pieza”.

Como el talento se mide también en la manera de superar barreras, esta joven siguió intentando y ha logrado trabajar con populares músicos cubanos como Leoni Torres, Juan Guillermo Almeida (JG), El Niño y la Verdad, Pablo FG, y participó además en el video de Olga Tañón junto a Decemer Bueno y Qva Libre.

Foto: cortesía de la entrevistada.“Siempre camino por la calle buscando lo que necesito, lo que no puedo comprar en las tiendas lo encuentro por ahí o gracias a la ayuda de mis amigos, que no botan nada sin antes preguntarme si me puede servir para algo”.

Ahora Yanelys quiere hacerse un espacio entre los diseñadores de moda en el país y aspira a formar parte de la producción de una película de época, para explotar al máximo su especialidad. Quizás para ese entonces tendrá más experiencia, habrá hecho más videos clip, y contará con el aval de haber vestido a los bailarines de la segunda edición del popular show Sonando en Cuba, un concurso que ha mostrado una novedosa frescura del vestuario en la escena televisiva cubana.

Vea también: Joseph contra Joseph