Hola amigo@s:

Nuestro equipo decidió adelantarse un poco y poner la mira sobre la próxima visita de los reyes de España a nuestro país, que tendrá lugar en el contexto de la celebración del 500 aniversario de La Habana. Pese a la pompa del momento, Felipe y Letizia encontrarán un país en medio de una profunda crisis económica con una aparente calma, mientras en la región suenan los movimientos sociales exigiendo al poder mayores libertades y cambios.

Esta visita para algunos tiene una connotación decorativa o simbólica pero lo cierto es que la política muchas veces se mueve a través de significados y siempre la economía asoma la cabeza. No puede negarse que la relación actual de nuestros gobiernos tiene un profundo matiz económico: España es nuestro mayor socio comercial en el viejo continente y recientemente, gracias a un especial periodístico realizado por el equipo de elToque sobre el sector turístico en Cuba, pudimos descubrir que los ibéricos son los mayores inversores en ese rubro.

Por otra parte, es fácil predecir las calles y sitios que visitarán estos personajes, bien lejos de las fachadas cuarteadas, los basureros espontáneos y edificios prefabricados que nos ha legado el periodo en que se hacen las cosas “al trozo” y para salir del paso. La Habana cumple 500 años y como dijera Julio Iglesias, “la vida sigue igual”: las guaguas no van a mejorar por eso y las colas seguirán jugando con nuestra paciencia.

Sin embargo, es difícil restarle importancia a este acontecimiento, dado que estos son los monarcas de muchos cubanos también, si tenemos en cuenta la cantidad de compatriotas que han adquirido la ciudadanía española y los que faltan todavía. Al fin y al cabo es innegable la herencia cultural de la antigua metrópolis, como también la relación tóxica que mantuvimos por casi cuatrocientos años y que terminó como la “fiesta del Guatao”.

Pero, para algunas cosas los tiempos cambian, “por un poco de dinero y unas botas de charol” todo es perdonado y aquí no ha pasado nada.

Estaremos pendientes cada semana desde Xel2 para seguir tomándole el pulso a nuestra realidad inmediata desde el humor gráfico y la reflexión. Saludos y que disfruten los dibujitos,

 

Wimar Verdecia Fuentes