eltoque_logo

fiestas populares

Hasta 1959 las fiestas con tradición popular en el país estaban unidas al calendario de festejos de la Iglesia Católica, a los festejos destinados a sus santos o alguna otra actividad cultural relevante, carnavales y campesinas. Las fiestas patronales comenzaron a efectuarse en Cuba desde la colonización española. Siempre implicaban una procesión seguida de una fiesta, verbena, guateque o feria según fuera el caso. Las más populares son: Nuestra Señora de la Caridad, Nuestra Señora de la Candelaria y San Juan Bautista. Las fiestas tradicionales campesinas se desarrollan en el ambiente campesino cubano y tienen plena vigencia porque han conseguido pervivir y conservarse en los diferentes cambios sociales. Se tipifican en: changüi, parrandas o guateques, torneos o fiestas de bandos, y fiestas de tambor. El Guateque es el festejo que se celebra en zonas rurales y suburbanas en los que se emplea la música campesina de marcada influencia hispánica y canaria. Años atrás se celebraban con bailes como el zapateo, comidas y bebidas tradicionales y juegos de competencias. El Changüi es una fiesta que se celebra en la provincia de Guantánamo con las características de las fiestas campesinas pero en las que el baile y la música son el changüí, modalidad del complejo del son. La fiesta de bandos o torneos se realizan atendiendo a habilidades con caballos, argollas, palo ensebado, etc. La celebración de la fiesta se hace con división interna de bandos rojos y azules. Aparece también en áreas urbanas, aunque con características diferentes. Los bailes de tambor se corresponden con los asentamientos de esclavos negros. La del tambor yuka todavía se mantiene vigente; el tambor kinfuiti Baile de Tambor está revitalizada en la zona del Mariel, en la provincia La Habana. Los carnavales son las fiestas tradicionales cubanas que tiene sus antecedentes en las fiestas celebradas por los hispanos y sus descendientes. Según la vieja tradición de la península, posee elementos propios como los disfraces, carrozas, comparsas y desfiles entre otros. En la capital se celebraban en torno a los tres días anteriores a la cuaresma. Desde la región central hasta la oriental su origen está vinculado a las fiestas patronales de los pueblos. Los más populares son los de Santiago de Cuba, Camagüey y La Habana; en el primero casi todas las comparsas se originaron en tumbas francesas y cabildos africanos debido a la influencia cultural francesa proveniente de Haití y a la presencia africana. Son famosos por su alegría y su participación colectiva. Las parrandas y charangas son otro tipo de fiesta tradicional que tienen muchos puntos en común con los carnavales por el uso de carrozas y changüies. Las más conocidas son las de Remedios en la provincia de Villa Clara y las de Bejucal en La Habana pero también se celebran en Sancti Spíritus y en Ciego de Avila. En ellas la población se divide en barrios que compiten entre sí en cuanto a trabajos de plaza, carrozas, pirotecnia, música, etc. Las carrozas están basadas en un tema que puede tomarse de la literatura universal o del cine o cualquier otra temática y en su confección trabaja todo el barrio.

Carnavales habaneros, agosto 2018. Foto: Fernando Medina (AM/PM)
Un lugar sin glamour, sin área de fumadores. Un lugar sin cover. Eso es la Plaza Roja de Diez de Octubre en época de carnavales.
Hay asientos delante de unos andamios, de frente al malecón, donde desfilan los figurantes. La gente normal, que no tiene ticket ni tarjeta de pase, ve los carnavales de La Habana desde la valla.
En Remedios puede faltar lo que sea menos las parrandas. Más de un gobierno local ha caído en desgracia por no garantizar los recursos para la fiesta
Cuba recibió hace pocos días uno de los títulos más importantes de la historia: su capital es ahora una de las siete ciudades maravillas del mundo moderno.
Inmensa alegría en La Habana gracias a The Rolling Stones. Una experiencia religiosa para más de medio millón de personas.
Rocky toca el bajo y ahora no está en ninguna banda porque, dice, no le interesa. Pero el concierto de los Rolling Stones en Cuba, gratis, no es algo que pueda decidirse o no, “es obligado estar aquí”.
Un concierto de proporciones inimaginadas demuestra cuánto siguen los jóvenes cubanos la música electrónica más famosa en este momento por todo el mundo.
Willy y Filly se encuentran en la zona wifi otra vez. En esta ocasión: ¿alcanza el salario para vivir en Cuba? ¿cómo se pueden divertir los jóvenes? elTOQUE presenta el segundo capítulo de una serie animada de 5 capítulos, de la mano de Víctor Alfonso Cedeño y su productora La Casita del Lobo. Willy y […]
Cada año cientos de jóvenes recorren Cuba siguiendo la ruta de los carnavales y otras fiestas populares. Leodanis es uno de ellos, pero no viaja hasta las celebraciones para divertirse sino de ganar dinero.
Juan Carlos García González diseña, dirige a los obreros que realizan la carpintería, la ambientación y la decoración, y concibe hasta los espectáculos que muestran las carrozas en los desfiles populares de varios pueblos del centro del país. Y todo, sin formación académica alguna.
Los jóvenes cubanos se rinden al culto de la banda británica. De todas partes vinieron para presenciar un concierto histórico que no dejó indiferente a nadie.
En la Ciudad Deportiva de La Habana, cada día, los jóvenes se dan cita para jugar fútbol, practicar atletismo o dar un paseo. Ahora han encontrado vallas, equipos de sonido, juegos de luces… y gente que habitualmente no va al lugar.
Llegué a Santiago de Cuba justo el día que comenzaron los carnavales, quizás la más popular expresión de identidad en esa tierra. “Esto es algo vivo”, me dice un amigo en medio de la multitud. Y le creo, pude sentirlo. Pero, ¿después de la fiesta qué?
Hay un amor suicida e infantil por su barrio entre los artilleros de Remedios, un entusiasmo por mostrar sus fuerzas frente al otro, aunque se jueguen la vida.
Le pasa a todo el mundo: despertar de la inmortalidad, es decir, darse uno cuenta que es mortal, que puede morirse en cualquier momento y que no hay opción contra eso.
Más que un evento político, cualquier desfile en Cuba se convierte en millones de micromundos donde prima la diversión. La celebración de El Primero de Mayo es una de las pocas “multitudinarias concentraciones” que quedan en esta Isla.
Como miles de jóvenes cubanos, Abel asistió al concierto de los Rolling en La Habana. Él y sus amigos mantienen vivo el rock en Pinar del Río, a pesar del cierre de escenarios donde se consumía el género.
Ambiente esfervescente a pocas horas de un concierto histórico. Se espera cerca de un millón de personas,¿ quién ocupará la primera fila?