Los 589 000 trabajadores por cuenta propia que existen en Cuba despertaron hoy con una noticia que para muchos marca el futuro de su vida personal y profesional: varias de las 20 normas jurídicas que perfeccionan la Política para el Trabajo por Cuenta Propia (TCP) y entran en vigor este 7 de diciembre, han sido adecuadas por el Consejo de Ministros.

Entre las modificaciones se halla la posibilidad de ejercer más de una actividad. También comenzarán a otorgarse nuevas autorizaciones en 26 de las 27 actividades que estaban suspendidas, excepto para el programador de equipos de cómputos.

Por otra parte, los negocios de venta de alimentos podrán tener más de 50 capacidades para atender a sus clientes y aumenta hasta 35% el monto en efectivo con el que puede contarse en carácter de fondo para pagos de menor cuantía e imprevistos, y que no tiene que ser depositado en la cuenta bancaria fiscal.

Meses de “debates” han pasado desde que en agosto de 2017 se anunció el congelamiento del TCP. La rectificación por parte del gobierno llega a solo un día de la fecha de su puesta en marcha, cuando su aplicación parecía irreversible.

“Yo estoy muy feliz aunque haya entregado una de mis licencias el viernes pasado intentando evitar colas… pero la recuperaré”, publicaba en la red social Facebook, Marta Elisa Deus, dueña hasta hace poco de dos emprendimientos: Deus Expertos Contables y Mandao Express.

Tan ocupados estaban sus trabajadores llevando la contabilidad de otros negocios — razón de ser de Deus Expertos Contables— que no podían hacerse cargo, además, del lleva y trae de los documentos de sus clientes. Por esa razón surgió Mandao Express, para ocuparse de la entrega de paquetes, fundamentalmente entre negocios. Ante las nuevas disposiciones que prohibían la posesión de más de una licencia, Marta sería una de las afectadas porque sus negocios no operaban de forma independiente, sino que se complementaban.

Ella, como pionera del emprendimiento y con la premisa de actuar siempre bajo las disposiciones legales, estuvo entre quienes entregaron una de las dos licencias que poseía a su nombre.

Marta Deus: El doble de esfuerzo

Otro de los que se ha alegrado con las modificaciones es Ariel Maceo, un joven que trabaja como vendedor de arte en una Galería privada. Antes estaba solo en Jaimanita, en Fusterlandia, pero el negocio creció y abrieron una sede en La Habana Vieja.

“Para trabajar en La Habana Vieja tengo que tener en mi licencia la dirección de la nueva galería. Cuando quise sacar la licencia que me amparara no pude porque no se puede tener dos licencias. Si hubiese querido pagar las dos no lo puedo porque hace un tiempo asumieron como vigentes las nuevas medidas respecto al trabajo por cuenta propia, y lo que debe entrar en vigor a partir del  7 de diciembre, ya se estaba aplicando”.

Esa fue la queja de Ariel hace un mes; ahora puede volver a solicitar su permiso para continuar trabajando en la nueva galería y mantener la de Jaimanita.

Emprendedores afectados con nuevas regulaciones

Las trabajadoras de la tienda Clandestina también pueden dormir con mayor tranquilidad a partir de ahora. Luego del agrupamiento de algunos artesanos, solo una se veía afectada directamente con la imposibilidad de tener dos licencias: Lidia Romero.

Ella es la encargada de llevar la parte legal del negocio y, además, es la artesana contratada en Fábrica de Arte Cubano (FAC), para vender las producciones de Clandestina. Si las nuevas regulaciones hubieran entrado en vigor tal y como estaban planteadas desde el comienzo, entonces Yiya, como es conocida la abogada, debería dedicarse solo a una de sus dos funciones.

“Estamos muy contentas con que se hayan repensado algunas medidas”, dijeron a elTOQUE Leire Fernández e Idania del Río, las propietarias de Clandestina.

Las modificaciones en relación a la cuenta bancaria fiscal alivian a Sonia Suárez y a Marta García, arrendatarias de dos hostales en La Habana Vieja. En entrevistas anteriores habían manifestado su desacuerdo con la obligación de depositar el 80 % de sus ganancias en el banco, para después tener que sacarlo, porque como ellas planteaban: ¿con qué vamos a seguir comprando lo que necesitamos si no es con ese mismo dinero?

Nuevas regulaciones para los propietarios de hostales

Roberto Bueno es transportista, y aunque no puede sonreír del todo con estas modificaciones, ahora ha repensado la idea de tener su cuenta fiscal. “Nosotros seguimos inconformes con las medidas que para nuestro sector están dispuestas, pero del lobo un pelo, por lo menos repensaron algo, porque era demasiado dinero el que había que depositar en el banco, ahora puede elegirse si hacerlo o no, la cantidad se acerca más a la realidad de cada trabajador”.

Esta noticia confirma que el debate en torno a las disposiciones que este 7 de diciembre entrarán en vigor no ha sido en vano. Los criterios, en su mayoría negativos, que han manifestado los emprendedores, fueron tomados en cuenta. Aunque aún no se satisfacen todos los reclamos, al menos se plantean algunas modificaciones que beneficiarán a los cuentapropistas, el 13 % de la fuerza laboral en el país.

Una rectificación que agradezco y celebro, a pesar de quedan por resolver cuestiones de mayor trascendencia como son…

Posted by Oniel Díaz Castellanos on Thursday, December 6, 2018

“Las autoridades escucharon lo que durante 14 meses llenos de discusiones, cartas, opiniones y artículos dijeron colegas, economistas y ciudadanos. Valió la pena y hay que hacer que siga valiendo la pena. La cercana y necesaria creación de las PYMES no debe emprenderse obviando nuestro criterio. Ya estoy listo para esa «pelea»”. Así se expresó Oniel Díaz Castellanos, co-fundador de AUGE, equipo de profesionales que brinda servicios a emprendedores cubanos en áreas como la gestión empresarial, el diseño y la comunicación.

Como una “decisión sin precedentes (o con muy pocos) sobre todo en relación al sector privado”, calificó esta rectificación de las medidas el economista e investigador Ricardo Torres. “Ojalá sea el comienzo de un cambio de rumbo donde los derechos e intereses de los habitantes de la Isla encuentren adecuada ponderación en las políticas del Estado cubano”, compartió públicamente en su perfil de Facebook.

En un decisión sin precedentes (o con muy pocos) sobre todo en relación al sector privado, las autoridades cubanas han…

Posted by Ricardo Torres Perez on Thursday, December 6, 2018

Camilo Condis, emprendedor y administrador  del proyecto social ArteCorte, considera “que esta revaluación de las medidas para el sector por cuenta propia es positivo”. En un tweet expresó que es “una muestra de que el gobierno cubano está escuchando nuestras opiniones y esto siempre será importante”.

 

 

Consulte o descargue un Resumen ejecutivo de las modificaciones de las regulaciones para el ejercicio del TCP, elaborado por el equipo de AUGE.

 

Especial – Hacia dónde va el cuentapropismo en Cuba