eltoque_logo

Huracán Irma

El huracán Irma (Designación del Centro Nacional de Huracanes: 11-L) fue un poderoso y catastrófico ciclón tropical, el más fuerte observado en el Atlántico desde el huracán Wilma de la temporada de 2005 en términos de vientos máximos sostenidos. Fue el primer huracán de categoría 5 registrada en impactar en las Islas de Sotavento, y el huracán más costoso del Caribe. Después de dos semanas de la formación de huracán María. También fue el huracán más intenso que impactó en Estados Unidos desde el huracán Katrina en 2005, y el primer huracán en tocar tierra en Florida desde el huracán Wilma en 2005. En Cuba, los meteorólogos inicialmente no predijeron un impacto directo. La conservación del combustible se promulgó en la provincia de Camagüey para garantizar que hubiera suficiente disponible durante los cortes de energía posteriores a la tormenta. La Defensa Civil evacuó a casi un millón de personas de las zonas bajas, incluidos miles de turistas canadienses y europeos en los Jardines del Rey. Los delfines en un centro turístico de Cayo Guillermo fueron evacuados en helicóptero. Aquí encontrarás desde la preparación hasta la recuperación de Cuba después del huracán Irma.

Los cubanos que trabajan directamente con el turismo, ya sea a través de cooperativas, por cuenta propia o asociados a agencias internacionales, tienen su versión de los hechos de la “temporada alta”.
Desde el camino se distingue un par de paredes en pie, en medio de tanto escombro, unos muebles secados por el sol y una puerta de aluminio que nada protege. Detrás de las ruinas, Orquídea y su marido Yuniesqui levantaron una habitación para dormir, con pedazos de madera vieja. Los pobres, además de pobreza, solo pueden saber de infortunio.
Irma fue un duro golpe, pero la ayuda de personas, organizaciones, países comenzó a llegar con urgencia.
La Gaceta Oficial de la República de Cuba publicó este 19 de septiembre una nueva resolución del Ministerio de Finanzas y Precios que regula cómo el Estado y sus entidades deben proceder cuando ocurre un desastre para evaluar los daños, asignar recursos y ajustar precios e impuestos. ¿Será un paso hacia el orden o hacia el burocratismo?
Ana es ciega, su madre tiene demencia, su casa… Y a pesar del huracán Irma… La fe…
Aunque apenas posee un baño “que no descarga”, una sala-comedor y tres cuartos, Demesio y su esposa Ilia albergaron en su casa a 12 familias, en total, 39 personas.
Si las banderas gigantes hubiesen aparecido en otros sitios de la ciudad, no habrían llamado demasiado la atención. Pero las colgaron en la esquina de la Tribuna Antimperialista.
¿Era un deber de las autoridades obligar a Roydis y Walfrido del edificio en caso de que no quisieran? ¿Tenían que morir los dos hermanos para pensar en mover a los inquilinos hacia hogares de tránsito? ¿Después de dos muertos, es lógico que la gente siga aferrada al edificio?
El huracán Irma provocó grandes inundaciones en los poblados y ciudades de la costa norte de Cuba. Miles de familias perdieron sus viviendas y pertenencias ante el impacto del evento meteorológico.
En la casona perteneciente a la Dirección Municipal de Cultura de Morón ahora radica comunidad de tránsito para damnificados por el huracán Irma. Allí unos desean irse a vivir a una casa, donde y como sea; otros son mucho más exigentes.
Con más de 4 millones de celulares en las calles y un creciente acceso a internet, los ciudadanos cubanos se convirtieron en los principales relatores del desastre dejado por Irma.
El caos causado por Irma en Júcaro, al sur de Ciego de Ávila, fue enorme. No obstante, el pueblo renace. Los jucareños persisten.
En Bayamo apenas lloviznó, e hizo una brisa comparada con las que se sienten en tiempo de paz en el Malecón habanero; aún así, frente a mi casa se cayeron todos los cables del tendido eléctrico.
Entendidos como tumores citadinos que hay que extirpar antes de que hagan metástasis, los asentamientos ilegales son habitados por gente que un día llegó y plantó al margen de la ley. ¿Qué pasará con ellos después del huracán?
En La Panchita, una playa ubicada en el noroeste de Villa Clara, todos se apresuran a reconstruir su casa; quien no lo haga la puede perder.
Los traumas son las primeras lesiones y las más frecuentes en tiempos ciclónicos
El estrés postraumático es bastante frecuente en personas que han vivido desastres. ¿Cómo lo enfrentan los cubanos?
Cuando te reúnen en el anfiteatro de la empresa para hablar de un asunto urgente, se sabe que para nada bueno es. Y menos si es de los salarios. Mi empresa está en franco proceso de perfeccionamiento, y se necesitaron quince reuniones como esta, cuarenta y tres asambleas sindicales, y un número tirando a infinito […]
Alberto Manzano cumpliría 66 años al día siguiente de que los muros de la casa contigua a la suya, se le vinieran encima.
Las tiendas Tángana y Galerías Paseo -ubicadas en Malecón y Línea una, y en 1era y Paseo la otra, en Vedado- fueron saqueadas durante el huracán Irma. Aun con el viento, las inundaciones y la corriente del mar en plena calle, la gente fue y sacó lo que pudo, como pudo.
Desde campañas personales hasta instituciones con presencia en Cuba pueden servir para aliviar las pérdidas de decenas de miles de cubanos.
Durante esta semana compartimos aquí las historias de solidaridad, esfuerzo, coraje y también tristeza, a medida que lleguen a nuestra redacción.
A Jesús, el huracán Irma le llevó parte de la casa, pero no su Biblia. Él se aferró a ella por varias razones…
Con 7 muertos y varios kilómetros del malecón bajo las aguas, dejó Irma a La Habana. La vista desde un dron sigue siendo triste.