El Banco Central de Cuba (BCC) autorizó el 10 de marzo de 2021 la transformación del saldo móvil en dinero electrónico para el pago de servicios, lo que, unido al actual sistema de recargas telefónicas, podría convertirse en una vía de remesas directas desde varios países a Cuba, incluido Estados Unidos.

Según aparece publicado en la Gaceta Oficial, el BCC otorgó una licencia a Etecsa para funcionar como entidad no financiera y, con ella, ofrecer servicios de cobro y pago a través de un monedero móvil «como parte de la operatoria de la plataforma Transfermóvil, asociado a la línea celular contratada, que opera en pesos cubanos». Los ingresos de dinero al monedero móvil podrán ser originados desde el saldo telefónico y las tarjetas magnéticas asociadas a cuentas bancarias.

La resolución del Banco Central aclara que el dinero virtual del monedero móvil podrá usarse para compras de comercios en los que esté habilitada la plataforma Transfermóvil, para transferencias entre monederos móviles y en envíos hacia cuentas de banco. De esta forma, el saldo principal de una recarga móvil podría transferirse primero hacia el monedero móvil y luego hacia una cuenta con tarjeta magnética para ser extraído en efectivo desde los cajeros automáticos.

La norma también especifica que, una vez publicada la autorización en la Gaceta Oficial, Etecsa cuenta con 30 días hábiles para adecuar su documentación a la nueva licencia y entregar esa documentación en la Secretaría del Banco Central. Tras ese período, podría poner en funcionamiento el monedero móvil, uno de los planes de la compañía en 2021.

El monedero virtual no sería la primera vía en Cuba para emplear el saldo telefónico como moneda. Desde 2015 muchos usuarios cubanos han utilizado las transferencias de saldo como forma de pago o para obtener CUP o CUC, sobre todo aquellos que reciben recargas telefónicas a través de plataformas en convenio con Etecsa.

El saldo del móvil: la nueva moneda virtual de los cubanos

La autorización a Etecsa para desarrollar el monedero móvil ocurre en un momento en que no existen vías legales directas para el envío de remesas desde Estados Unidos. Desde finales de 2020, Western Union paralizó los envíos a Cuba y la plataforma de American International Services (AIS) tampoco puede realizar depósitos desde ese país, debido a sanciones del gobierno estadounidense. En los últimos años las recargas telefónicas se han convertido en una fuente de ingresos millonarios para Etecsa, y una forma más de remesa a amigos y familiares.

Recargas de saldo: fuente millonaria de divisas para ETECSA

Entre los requisitos que exige el Banco Central a Etecsa para la entrada en funcionamiento del monedero móvil está la disposición de la infraestructura requerida. Además, estableció para el monedero un saldo máximo de 5 000 pesos y un límite a las transacciones de 1 500 pesos cubanos.

Transfermóvil no es el único sistema en el mundo que prescinde de Internet para ofrecer acceso a servicios financieros. En países africanos como Kenia funciona M-Pesa, un sistema para enviar, recibir dinero y hacer pagos a través de códigos USSD o mediante opciones que vienen de manera predeterminada en las tarjetas SIM. M-Pesa puede ser usado por cualquier teléfono sin importar marca o modelo.

Según datos oficiales, Transfermóvil tiene 1 750 000 usuarios y mensualmente se realizan en ella 31.5 millones de transacciones.

 

TAMBIÉN TE SUGERIMOS: 

¿CUÁLES PODRÍAN SER LAS CAUSAS DE LOS “SALIDEROS” DE ETECSA?

A PASO DE RUPERTO: LA INFORMATIZACIÓN EN LOS ÚLTIMOS MESES

¿NO TE FUNCIONA TELEGRAM EN CUBA? PRUEBA CON ESTOS SERVIDORES PROXY