Con la expansión del espacio público que provoca el mayor acceso a las tecnologías digitales e internet, ha crecido también el número de polémicas que se desatan sobre temas trascendentes para la vida del país.

Este año 2018, ya no sólo asistimos a ellas como espectadores pasivos, o mediados por la interpretación de alguien con acceso y control de la información. Ahora, cada vez más, son los ciudadanos quienes protagonizan estas polémicas.

Así reflejamos en elTOQUE la participación ciudadana en temas de interés para la sociedad:

1- Tenemos nuevo presidente (y memes para hablar de él)

Por primera vez, desde la década de 1970, el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros no lleva los apellidos Castro Ruz.

La elección por la asamblea nacional de Miguel Díaz-Canel Bermúdez se vivió de maneras muy disímiles. Mientras en la prensa se calificaba de momento histórico, en las calles no parecía estar ocurriendo nada extraordinario.

Telón de fondo

Sin embargo en internet, en las redes sociales, el tema hervía. Los memes se convirtieron en un recurso preferido para compartir criterios. Bromas y fotomontajes poblaron estos espacios:

Los memes de la transición presidencial

2- Querer hacer una película y que no te dejen verla

El campo de la creación artística es, por su naturaleza, polémico. Este año, por demás ha sido de los más intensos en cuanto a discusiones que siempre trascienden lo estético para calar en la manera en que no organizamos como sociedad (lo que es, por sí mismo, la función del arte).

La decisión de reducir la presentación del filme en proceso Quiero Hacer Una Película (QHUP) a una proyección única en una pequeña sala como parte de la Muestra Joven ICAIC, y la reacción en contra de esa decisión del comité organizador, impulsó un debate que condensó posturas en torno al “cardumen” de realizadores independientes que defienden el derecho a proyectar y crear filmes no complacientes.

La libertad de la creación artística, la inamovilidad de los símbolos y el derecho o no a deconstruirlos, fueron algunas de las vertientes de la polémica.

¿Qué nos dejan los debates de la muestra?

3- Una “manada” española con repercusiones en Cuba

Entre finales de abril y principios de mayo el resultado de un juicio en España activó la discusión sobre el machismo subyacente en decisiones que cuestionan a mujeres víctimas de agresiones sexuales por, aparentemente, haberlas provocado.

En el llamado juicio contra “La Manada”, la violación de una chica de 18 años, perpetrada por cinco hombres, fue calificada por los jueces de “abuso”. El dictamen provocó el cuestionamiento al sistema judicial español y generó movilizaciones sociales feministas en muchos lugares del mundo. Cubanas y cubanos también se pronunciaron al respecto.

Lecciones para Cuba del caso de La Manada

4- Un científico contestatario reta (con su vida) al status quo

El 2018 ha sido un año difícil para el doctor en Ciencias Biológicas y agricultor Ariel Ruiz Urquiola. Radicado como usufructuario de tierras estatales en Viñales, Pinar del Río, Ariel fue acusado y encarcelado por desacato a las autoridades locales.

En un proceso revelador de todas las debilidades y manejos discrecionales del sistema judicial cubano, y de las redes de control que se articulan en los espacios locales del país, el encarcelamiento, la huelga de hambre y posterior semi-liberación de Ariel; generaron una intensa presión internacional sobre el gobierno cubano.

Ariel Ruiz Urquiola, ¿víctima de una injusticia legal?

El asunto no ha terminado con la licencia extrapenal, pues, la detención inicial fue declarada como arbitraria por un comité de las Naciones Unidas, que exigió garantías de reparación y no repetición para Ariel, que no han sido otorgadas y amenazan con seguir complicando un conflicto con quien ha demostrado estar listo para dejar su vida en la defensa de sus derechos.

Naciones Unidas considera arbitraria privación de libertad de Ariel Ruiz Urquiola

5- La intransigencia como política de Estado

Dos eventos internacionales volvieron a dejar claro que, para el gobierno cubano, no es aceptable coincidir en un mismo espacio con quienes se le opongan.

Una delegación de miembros de la “sociedad civil socialista”, seleccionados y enviados para representar al país en la VIII Cumbre de las Américas de Lima, Perú, en el mes de abril, se empleó a fondo en impedir con actos de repudio y manifestaciones al interior de los foros de debate la realización de reuniones donde sus opositores iban a manifestar sus críticas.

Una álgida discusión se desató entonces sobre los límites aceptables de una discusión y la imagen de saboteadores e intolerantes que transmiten esos representantes oficiales cubanos.

Encumbrar la intolerancia

Pocas tiempo después quedó de manifiesto nuevamente que para el gobierno cubano una manera muy efectiva de defender sus argumentos es gritando más alto que sus críticos.

Una maniobra de los Estados Unidos para introducir en espacios de las Naciones Unidas señalamientos al gobierno de La Habana por violaciones a los derechos humanos terminó con otro acto de “intransigencia revolucionaria” (y golpes sobre la mesa) en el salón de los eventos.

6- Cuentapropismo: dos pasos atrás y uno al costado

Después de 11 meses de espera tras la congelación del otorgamiento de licencias para el trabajo por cuenta propia en Cuba, finalmente en julio fue publicado el paquete de medidas para reordenar al sector privado.

Las normas contenidas en la edición especial de la Gaceta Oficial coincidían casi punto por punto con un paquete filtrado meses antes, quizás como recurso de prueba para medir la temperatura social ante los recortes.

Especial – Hacia dónde va el cuentapropismo en Cuba

En el conjunto de regulaciones se prohibía, por ejemplo, la posesión de más de una licencia por persona, punto que fue muy polémico y terminó generando una rectificación del gobierno el día antes de que entraran en vigor las normas.

Así lo fuimos contando:

Incertidumbre ante nuevas normas para el trabajo por cuenta propia

Alegría ante modificación de las normas para el trabajo por cuenta propia

Dentro del paquete de disposiciones, las relacionadas con las licencias para taxis generaron inconformidad entre quienes se dedican a este negocio.

Las nuevas clasificaciones de licencias para la operación de transporte, en particular tres de ellas, excluyentes entre sí y que no sufrieron modificaciones: servicio de taxis en ruta, servicios de taxis libre y servicio de alto confort o clásico, mantuvieron en la incertidumbre a un grupo de la población.

Ante la puesta en vigor de estas medidas el 7 de diciembre, un elevado número de carros que se utilizaban para trasportar pasajeros no obtuvieron la autorización técnica para continuar circulando, otros permanecieron parados como respuesta silenciosa de muchos taxistas que tomaron las regulaciones como una afrenta.

Para la población, sobre todo en La Habana, las medidas de la Gaceta con respecto al transporte se expresaron en la disminución de los taxis y en el alza de los precios de los que aún circulan por las calles.

Luchar un almendrón en La Habana

7- Un decreto contra la libre creación artística

Como parte de las medidas para el reordenamiento del trabajo por cuenta propia, fue incluido un decreto del Ministerio de Cultura, con el número 349.

En esencia, se trataba de una actualización del Decreto 226 relacionado con contravenciones de las regulaciones en materia de política cultural y prestación de servicios artísticos.

Las reacciones con respecto al decreto se han ubicado en dos polos: por un lado quienes defienden el documento como una respuesta a la chabacanería, la vulgaridad y el intrusismo profesional de calificados como “no artistas”; por otro, quienes lo consideran una amenaza para la creación artística y un retroceso para la libre expresión del arte.

¿Por qué el decreto 349 debería preocupar a todos los cubanos?

Aunque esta vez la polémica tuvo determinadas expresiones en espacios públicos, que incluso terminaron con la detención de artistas acusados por alteración del orden público, una vez más los enfrentamientos verbales entre defensores y detractores del documento, tuvieron lugar en el espacio digital.

Nosotros también hemos dado cuenta del debate (y lo seguiremos haciendo en 2019).

Artistas cubanos solicitan debate ciudadano sobre el Decreto 349 

8- Constitución de transición para un país en transición

El debate público para el análisis sobre la propuesta de nueva Constitución puede ser catalogado como un importante catalizador de opiniones y generación de estados de opinión en los últimos meses.

El proceso permitió activar discusiones interesantes y valiosas en el seno de la sociedad, a pesar de que poco más del 12% de las personas que dicen las cifras oficiales asistieron a las reuniones de discusión emitieron criterios.

Esta nueva constitución ha sido catalogada por algunos analistas como una carta magna de “transición” pues, aunque incorpora importantes avances y contemporizaciones a la legislación cubana con la práctica internacional, todavía deja irresueltos muchas demandas claves de crecientes sectores de la sociedad, como la elección directa de las principales autoridades, la proscripción explícita de la discriminación por motivos políticos y la participación del capital nacional en igualdad de condiciones o por encima del capital extranjero; entre otros puntos.

Como país que también transita y reforma su sociedad, este documento recoge los consensos posibles dentro del equilibrio de poderes existente.

Nuestro Especial multimedia interactivo “La Cuba que viene…” ha querido acompañar ese proceso y seguirá activo hasta el referéndum del 24 de febrero, donde los cubanos podrán decir si reafirman o no el texto constitucional aprobado por la Asamblea Nacional cubana este mes de diciembre de 2018.

La Cuba que viene... es un especial multimedia que ofrece explicaciones, contextos, comparaciones y otros recursos para facilitar la comprensión del proyecto de Reforma Constitucional. Ilustración: Wendy Valladares

La Cuba que viene… es un especial multimedia que ofrece explicaciones, contextos, comparaciones y otros recursos para facilitar la comprensión del proyecto de Reforma Constitucional. Ilustración: Wendy Valladares

9- Del artículo 68 al 82: igualdad pendiente para la comunidad LGBTIQ+

Uno de los artículos del proyecto constitucional generó enconadas discusiones y sacó a flote fenómenos que hasta ese momento parecían inexistentes como el fundamentalismo religioso y la sostenida homofobia en la sociedad cubana.

Cinco razones para oponerse al matrimonio igualitario

La posibilidad de reconocer al matrimonio como la unión de dos personas, sin importar su género, planteada en el artículo 68 del primer Proyecto de Constitución, recibió 192 mil 408 opiniones, el 24.57% del total de la consulta y fue mencionado en 88 mil 66 reuniones (66%).

Más allá del rechazo o aprobación, expresado por los ciudadanos en las reuniones barriales y en otros espacios, el artículo 68 provocó la articulación de representantes y fieles de denominaciones religiosas en contra del matrimonio igualitario.

Lo que el fundamentalismo religioso quiere negar

Los cubanos, que quizás deberían haber discutido la vulneración de otros derechos en el proyecto de Carta Magna como un inalienable derecho a la libertad de expresión, emplearon sus fuerzas en un enfrentamiento de ideas sobre quienes deben tener o no la posibilidad de unirse en matrimonio.

El camino no ha concluido, pues se ha postergado hasta dentro de dos años, con un nuevo Código de Familia, la posibilidad de abrir las puertas al matrimonio igualitario y al reconocimiento de familias no heteronormativas, como la de Ainoa.

La familia de Ainoa y la transmutación del artículo 68

Unos pueden calificar estas polémicas como significativas, otros —aquellos que quizás no tienen acceso a internet ni desde su celular ni desde las zonas públicas wifi y solo consumen la prensa oficial o se entretienen con la oferta del paquete semanal— quizás siguen más preocupados por lo que comerá su familia hoy, por los huevos y el yogurt de soya que venderán en la esquina o por las libras de carne de cerdo que podrán comprar en la feria agropecuaria de su localidad.

El ejercicio de la ciudadanía y la expresión de criterios divergentes es todavía un asunto de minorías en Cuba, pero que podrá aumentar su impacto en un año 2019 que se vaticina con más opciones de acceso a la información y al debate.