eltoque_logo

periodismo

El periodismo es una actividad profesional que, en términos generales, consiste en la captación y tratamiento periódico de la información en cualquiera de sus formas y variedades. Como disciplina, el periodismo se ubica en general dentro de las ciencias de la comunicación, si bien en algunos países se adscribe a la sociología. Por mucho tiempo hablar de periodismo en Cuba, salvo honrosas excepciones, fue hablar de propaganda. Por cinco décadas la situación del país supeditó una profesión —y sus profesionales— a intereses mayoritariamente políticos. El legado de esa reducción fue que perdimos, o nos mataron como pueblo, el placer de leer la prensa. Aún hoy no estamos muy distantes de esa mirada, al menos no en las tiradas diarias de los periódicos nacionales y sus antítesis de otro tono. Pero, más allá del circuito tradicional, el periodismo cubano ha cambiado. Y lo ha hecho para bien. Apenas cinco años atrás solo había dos posturas definidas: oficialismo y oposición política. Cada bando había encontrado su nicho en el ataque permanente o la defensa a ultranza de una postura ideológica. Era una lucha a muerte, “conmigo o contra mí”. Sin términos medios. Y, al espacio vasto que queda dentro de esa refriega, fuimos a parar quienes apostamos por otro modo de vivir, y ejercer, la profesión que estudiamos. En cuatro años, quizás poco más, se ha conformado un tejido de publicaciones online y offline que abarca las más diversas temáticas: farándula, moda, deporte, fotografía, turismo, mascotas… Algunas con más trascendencia que otras, más o menos recordadas, todas han sido un escalón hacia una certeza: sí se puede hacer buen periodismo en Cuba fuera de las dicotomías.

Instituto de Información y Comunicación Social: el mismo perro con el collar más ajustado
El Decreto Ley 41 y la creación del Instituto de Información y Comunicación Social, tras la disolución del ICRT, parecen el comienzo de la implementación jurídica de la «Política de Comunicación» en Cuba.
Te contamos sobre las verificaciones que hizo DeFacto —la mayoría a partir de solicitudes que recibió DeFacto Bot— y otros temas que fueron desmentidos por medios e instituciones en abril.
Numerosas desinformaciones han circulado por las redes sociales en este último mes sobre diversos temas: migratorios, epidemiológicos, jurídicos, sociales y hasta astronómicos.
Presentamos DeFacto, un servicio de verificación y datos contra la desinformación en Cuba, cuyo equipo de profesionales chequeará el discurso público por ti.
Este texto está especialmente dirigido a periodistas, pero es útil para todos los usuarios. Les compartimos varios tips sobre la navegación segura en Internet, la protección de datos y la seguridad en computadoras y dispositivos móviles.
Silvia Oramas dice que su trabajo “es visualizar conflictos que se dan en la sociedad chilena, algo que en Cuba no se hace jamás. En la isla no existen las preguntas incómodas. No se pueden hacer”.
Melissa C. Novo, madre y periodista, recuerda el peso de las presiones psicológicas y censura mediática. “Viví en la podredumbre de mi propia ignorancia. Viví en el error de escribir y escribir y escribir en un periódico. Aborreciblemente, sin conciencia, sin ni siquiera culpa. Pero soy culpable”.
Las fake news (noticias falsas) acerca de la COVID-19 circulan por las redes y distribuyen datos engañosos que van desde el hallazgo de medicamentos que supuestamente curan la enfermedad, hasta las más diversas teorías de conspiración.
“Siento que La Habana y yo llegamos al final de algo. Por lo pronto, lo único claro es que queda mucho cine por delante.”, segunda entrega de la columna Vagabunda, de Mónica Baró.
Navega el nuevo sitio de elTOQUE, un espacio más optimizado y desde el cual mantenemos el empeño de hacer un periodismo para las más diversas audiencias cubanas.
Después de varias horas en medio de un limbo migratorio, la periodista cubana Karla M. Pérez regresó a Costa Rica, luego de verse forzada a hacer un inesperado viaje de retorno desde el Aeropuerto Internacional de Tocumen la noche del 18 de marzo. Actualmente posee un estatus migratorio de solicitante de refugio.
Existen ciertos medios de comunicación, que suelen presentarse como académicos o analíticos y en realidad son meras comunicaciones intencionadas, cuya finalidad es ideológica. Se manipula la información y se juega con los datos, para hacer que falsedades parezcan estar sostenidas en evidencias.
El encuentro sostenido entre una representación de los participantes y actores institucionales del campo cultural cubano, ha sido objeto de desinformación en medios de comunicación y redes sociales el Toque Verifica lo sucedido.
El periodista cubano Abraham Jiménez Enoa denunció este primero de octubre haber sido arbitrariamente detenido, desnudado, esposado y trasladado a la Unidad de la Seguridad del Estado conocida como Villa Marista y una vez allí interrogado y amenazado.
Si de ejercicio periodístico en/sobre/por/para Cuba se trata, hay que disponerse a entrar a un campo minado, del que, casi nunca, se sale indemne. Balaceras atrincheradas. Pasiones y enconos. Mugre y chancleteo. Incluso conla muerte poniéndole un nasobuco al planeta.
La periodista independiente cubana Mónica Baró cuenta su experiencia de detención arbitraria en Guantánamo, cuando realizaba su labor junto a otros colegas. “Cuando me dijeron que debía irme de Baracoa, que debía abandonar la provincia, yo sentí que me estaban quitando mi país”, dice.
Le he puesto Vagabunda a esta columna porque un nombre tenía que tener. Vagabunda puede tener varias interpretaciones, yo me identifico con todas, pero si elegí este nombre es por Sin techo ni ley (1985), de la cineasta belga-francesa Agnès Varda
Cuerpo, familia, política, emprendimientos, leyes, arte… Son ámbitos en los cuales Matria, servicio de comunicación con enfoque de género, ha puesto atención a lo largo del último año, en medio de una crisis sanitaria y una precarización de las condiciones de vida, con efectos específicos sobre la vida de las mujeres.
Náyare Menoyo sigue leyendo aquel mensaje y su rostro va de la resignación a la incertidumbre, luego alegría, incredulidad, euforia. Relee el correo. No lo podía creer. Dice que ha ganado un Premio Rey de España en la categoría de Televisión, con Una historia escuálida y conmovedora, su documental sobre Padura.
El presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), Ricardo Ronquillo Bello, en una comunicación interna exhorta a los profesionales de la prensa estatal cubana a “no acentuar la tensión y la polarización”; sin embargo, la prensa oficial no ha dejado de atacar, no solo al MSI, sino también a los jóvenes que se reunieron frente a la sede del Mincult.
Esta semana desde nuestro proyecto hemos querido abordar el tema de las fake news (noticias falsas) como un fenómeno habitual en las redes, que propicia la desinformación y que, según los expertos, es una amenaza para el periodismo y la democracia en el mundo.
La novedad que representan las amenazas de los funcionarios del Minrex a periodistas de medios extranjeros en redes sociales es la visibilidad pública de mecanismos de presión y control que hasta el momento solían operar más sutilmente.
Como parte de nuestro servicio de información sobre el coronavirus en Cuba, los equipos de Periodismo de Barrio y El Toque nos hemos planteado el chequeo de hechos, frases y matrices de opinión que circulan en sitios de redes sociales.
Comenzamos el año con una determinación: seguiremos apostando por correr el límite de lo posible. Hemos logrado un modelo de negocio sostenible para un proyecto enfocado y radicado en Cuba; e inspirados por esos logros, aún modestos, volvemos al ruedo en 2020.
“Llamamos a la caballería” es el título de la cuarta entrega de El Enjambre, donde acompaña al grupo por vez primera el Doctor en Ciencias Jurídicas Julio Antonio Fernández Estrada, quien ofrece detalles sobre los procesos legales detrás de fenómenos como el los “regulados”.