eltoque_logo

tradiciones

Las fiestas tradicionales cubanas por excelencia son los carnavales, las charangas, las parrandas, las fiestas campesinas y las patronales. Uno de las naciones latinoamericanas que muestra una gran diversidad de tradiciones es la isla de Cuba, ubicada en el mar Caribe. Formado de la constante mezcla de razas y culturas (España, África, Francia y Asia) a lo largo de su historia, el pueblo cubano expresa sus muy variadas costumbres básicamente a través de las relaciones afectivas. Podemos decir sin temor a equivocarnos que el humor, la familia y los amigos son la base del sistema de costumbres de estos isleños. No solo son alegres los cubanos, sino que esta alegría se refleja en su gran pasión por el baile y la música. No existe fiesta donde los cubanos no salgan a bailar y si hay un karaoke apuesta que cantarán. Dotados por lo general de un gran sentido del ritmo y la melodía, no pueden evitar poner música en sus casas por todo lo alto. Cantan mientras se duchan y danzan mientras realizan sus tareas domésticas.

Monumento a las madres en Santiago de las Vegas, donde primero se celebró el Día de las Madres en Cuba. Foto: Rachel Pereda.
Esta celebración llegó muy temprano a Cuba y a Santiago de las Vegas, pueblo situado al sur de la capital, que es precursor de esta tradición en la Isla.
Cada 8 de septiembre, cientos de personas hacen una peregrinación a una casona perdida en la zona de Ranchuelo para adorar a la Virgen de la Caridad del Cobre.
Yusuf es un hombre hecho y derecho. Trabaja en una brigada de demolición, tiene 28 años y vive con su esposa y su hijo de cinco meses. También es musulmán.
La cultura española parece no ceder ante el ambiente poco hispánico de Los Sitios, en Centro Habana, y busca legitimar un espacio en medio de una cotidianidad callejera que la observa de reojo, pero complaciente.
Donde el aburrimiento y la soledad abundan, una loma de piedras sirve de refugio.
Dicen que el gusto se educa. Eso cree Raymel, y lo materializa con ganas, carisma, una bocina portátil y una buena lista de reproducción.
A veces retumba en boca de mi padre aquello de “si papá viviera”. Ya no somos los de antes. Ya mi abuelo no está.
Habría que ver si, eliminando de la ecuación la logística destinada al evento, el día feriado, los compromisos sindicales y la asistencia escolar, el mismo número de almas iría a la Plaza.
En el beisbol, las iras, como las alegrías, no se hicieron para acostarlas a dormir. Nos quedamos hasta el final.
Como cada año en Cuba, este primero de mayo tampoco hubo protestas, ni demandas de los trabajadores, ni siquiera una frase que ubicara a la clase obrera cubana como un sujeto consciente y activo en los cambio futuros de país. El habitual desfiles fue una fiesta, una celebración.
Por más de 10 años, Play off tras Play Off, la conga de Carlos anima desde las gradas del Home Club en cada partido de Industriales. Si llegan a la final, salen a la calle.
El ambiente pop surcoreano ha entrado en Cuba con tal fuerza que, cienteos y hasta miles de jóvenes, y no tan jóvenes, hacen festivales, asociaciones (no legales) y bailan las canciones del llamado K-Pop.
En Cuba una palabra define mi caso: patón. ¿Qué es un patón? El concepto resulta muy claro y sin ambages: la persona que no baila; la que “tiene dos pies izquierdos”.
¿Cómo enfrenta una joven cubana el ayuno del Ramadán?
El malecón de Bayamo es el único punto desde el cual se puede ver, aun estando en el casco histórico, nuestro antaño poderoso río.
Antes de llegar a la Plaza de la Revolución de La Habana, la fiebre a golpe de conga era imparable, y después de pasada la Plaza, también. Así arrollaron los jóvenes este 1ro de Mayo.
La habilidad y los conocimientos en matemática son cosas distintas. Contar de un tirón es uno de los trucos que todos podemos aprender
Maltis, la mujer de la mirada esmeralda, se convirtió al Islam en 2014. Todo sucedió porque se casó con un musulmán. Durante muchos años fue santera, de la sincrética religión yoruba.
Hay un amor suicida e infantil por su barrio entre los artilleros de Remedios, un entusiasmo por mostrar sus fuerzas frente al otro, aunque se jueguen la vida.
En las fiestas para Oshún, los bailes y el violín no falta. Mientras Cuba espera al huracán Irma, se le reza a Oshun, sincretizada en la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba.
Luego de varios años de que Rotilla fuera intervenido por el Ministerio de Cultura, aquellos que conocieron y disfrutaron aquel festival alternativo, ven a “Verano en Jibacoa” como una mala copia.
Radio Progreso lo anuncia a manera de obituario: este primero de julio dejará de salir al aire Alegrías de sobremesa, uno de sus programas clásicos, su cabeza de lanza junto a Nocturno.
La vida me deparó un destino diferente pero la esencia de “guajiro” va en la sangre. Es la misma que heredé de mis antepasados, esos que en el ingenio se rompieron el lomo para darme un futuro mejor.
En esta sociedad cubana no tiene sentido que haya racismo. Aun así, persiste.
Viven como en una cofradía. Se conocen. Los que más tiempo llevan viniendo tienen sus zonas preferidas. Descubren si hay un nuevo infiltrado. Cuando se pone aburrida la madrugada caminan por la calle 23 o bajan hasta el malecón