eltoque_logo

emprendimiento

En el mundo empresarial de hoy la figura del emprendedor está asociada a jóvenes con grandes ideas y negocios pequeños que pudieran llegar (o no) a ser historias de éxito comercial. Los emprendedores también caminan por las calles de Cuba. Solo que aquí tienen iniciativas y formas de hacer negocios muy diferentes a las del resto del mundo. Eso sí, y pese a las dificultades, se esfuerzan por lograrlo. En Cuba la financiación de proyectos emprendedores muchas veces cuenta con ayuda de familiares y en otras ocasiones con “inversiones extranjeras” de parientes y amigos que residen en otros países. Eso sí, los encargados del negocio en Cuba nunca reconocen que recibieron ayuda económica desde el extranjero, ya que es algo todavía “gris” en la legislación cubana. Todos estos son emprendedores cubanos que han sabido sacar adelante sus pequeños negocios privados en medio de una economía estatal compleja y marcada por el burocratismo. Pero sobre todo han demostrado que los cubanos pueden encontrar nichos comerciales y posibilidades de negocios donde otros solo verían problemas. Los emprendedores cubanos tiene su espacio aquí, mostrando sus negocios desde la idea inicial hasta el producto final.

Desarrollo local en Cuba: ¿una oportunidad para el emprendimiento?
El Decreto 33 «Para la gestión estratégica del desarrollo territorial» junto a tres resoluciones complementarias abren un nuevo horizonte hacia el desarrollo local como oportunidad para emprender.
Las criptomonedas todavía presentan varios inconvenientes para reemplazar al dinero fiduciario y bancario tradicional. A pesar de ello, en Cuba pueden ser una opción para eludir sanciones y generar beneficios netos.
El buscador de actividades del sector no estatal en Cuba permite consultar de forma fácil y rápida si una idea de negocio está o no autorizada en el país.
Annalisa Gallina, mujer y extranjera en Cuba, creó y gestiona Gao, un emprendimiento para promover «algo nuevo, lindo y original».
Aunque no se realice bajo la etiqueta de reciclaje inclusivo, Cuba ha dado pasos en el tema a través de negocios que elaboran sus productos con material recuperado.
Según el documento publicado en el portal del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, se trata de 124 actividades prohibidas, aunque advierte que “el listado pudiera ser modificado a partir del proceso de conciliación de las normas jurídicas”. Las normas aún están en elaboración.
El avance, aunque limitado, del sector privado en Cuba se ha logrado bajo importantes retos. Aun en esas condiciones, un pequeño grupo de actividades cuadriplicó su oferta laboral en 10 años, llevó los salarios a cifras más acordes al costo de la vida y desató la creatividad y la innovación.
En medio de la pandemia, varios proyectos y emprendimientos han conformado una red para el desarrollo de tecnologías que ayuden a detener la propagación del virus. La confección de gafas y protectores faciales de plástico ha sido uno de los resultados.
“El emprendimiento privado en Cuba. Un paciente positivo a la COVID-19”, informe elaborado por AUGE, explica por qué los emprendedores cubanos se encuentran ante la mayor amenaza desde que el gobierno autorizó su actividad en 2010.
No será tan sencillo que una persona natural obtenga autorización del Banco Central de Cuba para operar con criptoactivos en el archipiélago. El siguiente texto dilucida las especificaciones de la Resolución 215/2021.
Existen actividades que por razones evidentes deben ser reguladas en esta etapa inicial; pero hay un grupo importantes de otras que se encuentran limitadas en exceso, con la agravante de que descartan las mayores capacidades intelectuales del país; es decir, los profesionales.
Con la residencia familiar convertida en un hogar temporal de animales sin techo, hace poco más de dos años Elizabeth pasó de ser voluntaria en una de las principales organizaciones animalistas de La Habana a dirigir la suya propia.
Todavía no existe la regulación que fundamente el paso de las unidades gastronómicas estatales en funcionamiento en el país al sector privado, lo que dilata el anuncio de que «más de 4 000 centros de gastronomía pasarán a ser gestionados por formas no estatales».
Ante las restricciones al transporte público provocadas por la pandemia de la COVID-19 en Cuba, la startup Zaaz Bicimensajería surge como una alternativa para la entrega de pedidos en bicicleta.
La independencia económica, el aumento de los ingresos, la capacidad para seleccionar la labor adecuada o deseada; y el trabajo en equipo — con colegas o con la familia— constituyen las principales motivaciones de las cubanas que se han decidido por el trabajo por cuentapropia (TCP).
El café Cuba Libro ha distribuido donaciones y ayudas a personas vulnerables durante la pandemia.
Emprendendores cubanos han modificado sus negocios para adaptarlos a la situación por la COVID-19. En este texto puedes ver como se han adaptado algunos negocios.
En América Latina las pequeñas y medianas empresas son claves para el desarrollo económico. Sin embargo, realizan una importación y exportación básicas; tienen poca experiencia en alianzas estratégicas y casi no cuentan con apoyo de inversión extranjera directa. Esta realidad señala un posible escenario para el renacimiento formal de las pymes cubanas.
Hay grandes aciertos, como la confirmación de la unipersonalidad, o la no exigencia de un capital mínimo para la constitución. No obstante, algunos generarán debate, considerando las limitaciones que se incluyen en esta normativa. Aquí hay 7 de ellos.
Dos hemanas en medio del encierro por la pandemia convirtieron un pasatiempo en un emprendimiento familiar donde reutilizan corchos para manufacturar piezas sencillas y únicas.
Ellas encontraron en la crisis una oportunidad para emprender y en medio de la adversidad han logrado consolidar un negocio propio.
En una entrevista transmitida en el podcast El Enjambre, el economista Mauricio de Miranda explicó las consecuencias económicas para Cuba de una tasa de cambio fija. También mencionó las afectaciones que el alza de las tarifas de los servicios básicos podría generar en el sector privado.
La COVID-19 y la cuarentena en Cuba afectaron los negocios en el sector privado. La mayoría de los cuentapropistas han usado sus ahorros para pasar el periodo. Aunque el Estado permite que pidan asistencia o tomen empleo estatal, buscan mantener sus emprendimientos a fuerza de imaginación y creatividad.
Como parte del Servicio de Información de Periodismo de Barrio y elTOQUE conversamos sobre la situación del sector privado en Cuba.
La perfumista cubana Clara Camalleri ha comenzado a producir gel desinfectante en medio de la crisis por COVID-19. Alcohol, hipoclorito y aromas cítricas son los principales ingredientes de su producto.