eltoque_logo

discriminación

La Constitución de 1976 proscribió la discriminación por motivo de raza, color, sexo u origen nacional. La reforma de 1992 prohibió además discriminar por creencias religiosas o “por cualquier otra razón lesiva a la dignidad humana”. El nuevo proyecto recoge las anteriores y agrega “la no discriminación por géne­ro, identidad de género, orientación sexual, origen étnico y discapacidad.” En nuestro país existen diferentes formas de discriminación y es algo que debe preocuparnos a todos, ya que en ocasiones muchos se dejan llevar por falsos conceptos arraigados muy adentro en nuestra sociedad y han sido prin-cipalmente propulsoras de odio. Por otra parte se encuentra la homofobia que es una enfermedad psicosocial que se define por tener odio a los homosexuales. La homofobia pertenece al mismo grupo que otras enfermedades parecidas, como el racismo, la xenofobia o el machismo. En nuestro país se discrimina a todo aquel que discrepe en contra de la política del Estado. Cuantas personas son detenidos y amenazados por las fuerzas represivas del estado por el único motivo de verter un criterio diferente o simplemente defender sus derechos como seres humanos. Cuantas personas son llamados contrarrevolucionarios porque no creen en el sistema político que impera en nuestro país. Aquí se mostrarán historias que muestran las formas de discriminación que acontecen en la actualidad.

Niña, cohete, empoderamiento femenino, estrellas, astronomía, mujeres en la ciencia. Ilustración: Matria.
Existe una construcción sociocultural binaria de cómo debe ser un hombre y cómo debe ser una mujer. Desde estos patrones sexistas se asignan «el rosa, el vestido y el trabajo doméstico no remunerado para mujeres» y «el azul, el poder, el espacio público, trabajo remunerado y visibilizado para hombres».
La existencia de escasos instrumentos estatales e iniciativas de la sociedad civil que brindan atención integral a las mujeres víctimas de violencia obliga a pensar la gravedad del problema en el marco de medidas de confinamiento por la COVID-19, pero también de manera sostenida y fuera de coyunturas.
La violencia obstétrica en Cuba, el proyecto de ley de bienestar animal y las más recientes sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular promovieron el debate de los enjambreros esta semana, junto a otros tópicos no menos interesantes.
En este texto, el Doctor en Ciencias René Fidel González expone los hechos que demuestran la discriminación política de la que ha sido objeto y que provocaron su expulsión de la Universidad de Oriente.
En 2019 Ludia Montero no solo se convirtió en la primera medallista mundial de Cuba en la halterofilia; también fue la primera en triunfar en una disciplina prohibida por décadas a las mujeres en la Isla.
Aun cuando no se declaren feministas muchas mujeres como la señorita Dayana han encontrado en el reguetón y otros géneros de la música urbana un espacio para empoderarse.
Las madres trabajadoras cubanas no están protegidas por la legislación. Las políticas públicas de asistencia y seguridad social son obsoletas. El cuidado y educación de los hijos pequeños debería estar garantizado para que las madres tengan las mismas oportunidades laborales que el resto de la sociedad.
La denuncia por «amenazas» de la cantante Dianelys Alfonso, La Diosa, contra el músico José Luis Cortés, y sus declaraciones sobre los abusos que sufrió, han impulsado en redes sociales la etiqueta #YoSíTeCreo contra la violencia de género.
En más de una ocasión, pasajeras negras han sido objeto de ofensas por parte de choferes en La Habana. Este texto se acerca a las historias de dos mujeres discriminadas en medios de transporte.
La decisión de llevar mi pelo afro es una cuestión de actitud. La transición pasará por la necesidad de empoderarme a través de cada elemento de mi cuerpo y el cabello es uno de ellos, define inevitablemente mi territorio de lucha como mujer negra.
Las obras comprenden un recorrido pormás de veinte años. La trayectoria del creador ha estado marcada por una lucha sostenida contra la exclusión y el racismo hacia los hombres y mujeres negras, y por su reivindicación en el entorno sociocultural cubano.
Cintia ha levantado su casa con la misma paciencia con la que cada día arma pantalones. Los pedazos de la estructura de madera y zinc donde antes vivía son testimonio de que tanto ella como su hogar han transitado un largo camino para construirse.
Cirle Tatis Arzuza, youtuber colombiana, vivió “acontecimientos no gratos” en Cuba. Según contó en su perfil de Instagram, sintió discriminación desde el comienzo de su visita por ser mujer, negra y parecer cubana.
En el corazón turístico de La Habana está ubicada la mezquita Abdallah, donde se busca alimentar una espiritualidad extraña a las tradiciones de la Isla. A diferencia de otros grupos religiosos establecidos muchos años atrás en la nación caribeña, este carece de espacios que cubran necesidades propias: la carne halal (de animal sacrificado en nombre de Allah), la ropa adecuada, las alfombras de rezo, o incluso un cementerio para enterrar a los muertos según lo prescribe el Islam. Una nueva iniciativa intenta revertir esto.
Al exigir que los profesores escojan entre ser activistas gubernamentales, o renunciar, la viceministra Martha Mesa Valenciano está discriminando por razones políticas.
Las mujeres son víctimas de acoso cualquier día de la semana, en cualquier lugar y horario. El acoso en Cuba también es cotidiano y las historias de mujeres acosadas son comunes.
Shellys y Riley, cubana y estadounidense, celebraron su boda simbólica en La Habana, al margen de los debates que ha generado la posibilidad de la inclusión del matrimonio entre personas del mismo sexo en la nueva constitución en Cuba.
Un encuentro organizado por el proyecto Casa Tomada MirArte y el grupo de rap Crudas Cubensis analizó qué significa ser una persona negra, queer y transexual en Cuba, desde diferentes experiencias de activismo para tender puentes y crear alianzas.
Las muñecas siguen siendo juguetes llamados a representar el papel de “ama de casa” u objeto de deseo consumista que vacía de valor al ser social que representan. Mi muñeca negra rompía con estos esquemas.
Con el boom de las tecnologías y el acceso a Internet, en Cuba también el amor y los vínculos eróticos adoptan nuevas formas. A su vez, se hace más frecuente la ciberviolencia de género.
Un nuevo ordenamiento, que condiciona el derecho a la superación al cumplimiento de una disciplina ideológica que mantengan los aspirantes a posgrados, llega justo en medio de un sostenido debate sobre la discriminación política dentro de las universidades del archipiélago.
Yo confieso que he sido vencido. Han ido por nosotros al detalle, sin equivocarse. A los oportunistas y a los arribistas no los han tocado. A los mediocres y cobardes los han entronizado.
La cobertura de los deportes femeninos es selectiva y los medios no trasmiten porque la audiencia es baja; pero la audiencia es baja porque si algo no se ve no genera afición.
En Cuba el movimiento de aficionados y profesionales de los videojuegos es cada vez mayor. Dentro de ese grupo las chicas gamers comienzan a resaltar, aunque aún se enfrentan a situaciones de discriminación.
Artistas cubanos defienden el tatuaje como forma de expresión; mientras jóvenes de la isla se tatúan al estilo de las pin-up-girls, como símbolo de empoderamiento femenino.