eltoque_logo

Discapacidad

Actualmente, son más de 50 mil quienes integran las Asociaciones de Limitados Físicos-Motores, de Ciegos y Sordos e Hipoacúsicos (ACLIFIM), (ANSI) y (ANSOC), organizaciones no gubernamentales que ganan conciencia de su rol social, aunque su desempeño demanda, en estos tiempos, de una labor más creativa y dinámica, sobre todo en la base. El Estado cubano prioriza la atención al sector, aunque en los últimos años la ayuda estatal con tal destino se ha visto limitada por la situación económica del país y los efectos del bloqueo norteamericano.Estadísticas de la UNESCO registran que en el mundo hay casi 600 millones de discapacitados, de ellos 16 millones de América Latina y Caribe. Solo el 3% de estos últimos recibe algún tipo de ayuda estatal. Cuba es uno de los pocos territorios de América Latina que, pese a su crisis económica, incrementó en casi 50 la cifra de escuelas especiales y amplió las capacidades para elevar la escolarización de los niños con diversos tipos de dificultades. En el 2001 se cumplió el aniversario 40 de la creación de la educación especial en la Isla. Aquí se muestran los anhelos de personas con discapacidad así como sus retos diarios.

Vejez, discapacidad, cuidados, género, mariposas, colores. Ilustración: Matria.
La discapacidad entonces no se circunscribe solamente a los cuerpos, sino que remite a un proceso social y a un ámbito político más amplio que establece la posición y el lugar de un «otro».
La reproducción de términos y visiones desactualizadas pudo llevar al gobernador de la Habana a considerar a los discapacitados como incapacitados civiles y generar actos discriminatorios sobre ellos.
La amplia gama del concepto de Art Brut/Outsider Art permite la inclusión de creaciones artísticas realizadas por personas con problemas mentales. Misleydis Castillo de 32 años es una de ellas.
Organizaciones nacidas de las iglesias cubanas llegan hoy a donde el Estado no ha podido. Varios ancianos y discapacitados en la ciudad de Cárdenas reciben estas ayudas.
A sus 30 años, Benito ni camina ni habla mucho, porque no tiene personas para hacerlo. Su madre espera que su entrada en un proyecto comunitario para niños, le ayude a comunicarse y a llenar la casa de amigos.
Josué tiene 32 años, la piel blanca y los ojos rasgados. Solo se necesita un rato junto a él para saber que es feliz con cosas simples -bailar reguetón, ir a la playa durante el verano y ver las carrozas en los carnavales.
Dennis enfrenta dos obstáculos muy fuertes como campesino: los retos de la naturaleza y su propio cuerpo. A pesar de la inestabilidad atmosférica, y de una discapacidad en hombros y caderas, Dennis trabaja su vega de tabaco.
Tahimí nació con una encefalopatía congénita, una enfermedad degenerativa e irreversible, que, sin embargo, no la ha detenido en su intención de pintar.
Orlando Romero Sixto tiene solo 20 años. Ha conseguido a golpe de voluntad éxitos increíbles en su corta carrera como dominador del balón y también como pintor.
Boris está desde el 20 de marzo sobre una cama, moviéndose nada más cuando lo trasladan al baño. Viviendo solo una de las fases de su rutina: la interacción en redes sociales.
Ana es ciega, su madre tiene demencia, su casa… Y a pesar del huracán Irma… La fe…
Le han puesto muchos obstáculos por ser invidente, mujer y rapera; pero aunque no crean en ella, Esperanz demuestra que la voluntad es más fuerte que la falta de visión.
“Cada vez oigo menos, pero cada día soy menos sorda”, dice Dayesi Rodríguez Benítez, detrás del mostrador del puesto de talabartería donde vende. Tiene 26 años, y desde los 19 ha tenido seis trabajos y un montón de gente prejuiciada por su pérdida auditiva.
Francis Díaz Pérez es uno de los pocos débiles visuales que ha cursado estudios en el Instituto Superior de Arte (ISA) en Cuba. A los 30 años de edad conoce bien los retos que asumió para convertirse en músico, pero sabe que mantenerse activo en el mercado es mucho más complejo.
Yisvany y sus compañeros son periodistas empíricos. Él padece las consecuencias de neurofibromatosis, que le han hecho más difícil, pero no imposible, concretar sus sueños en la vida.
De intérprete de señas a relojero por cuenta propia: la historia de un trayecto no por extraño, infrecuente.
Yoel nació con una malformación por haber sido expuesto en el vientro de su madre a radiaciones de rayos X. Pero su afición al agua y sus condiciones como nadador la han ganado el sobrenombre de Flipper, como el popular delfín de las series televisivas.
Jarol Quintana tiene 19 años y ha entrenado por mucho tiempo su capacidad para mantener el balón sobre sus pies. Su record personal es de 400 toques en 3 minutos. Los hace con su pierna izquierda, su pierna dotada, como la de su ídolo, Lionel Messi.
Samuell fue el primero en venir al mundo de un embarazo gemelar. Nación con el cordón umbilical enredado en la pierna derecha, la cual le amputaron en su tercer día de vida.
Taimí es una joven logopeda que trabaja en una escuela que pocos escogerían “por el gran cúmulo de trabajo, mucha responsabilidad y el poco dinero”. ¿Y por qué lo hace entonces?
Lianna Carrete es una pintora y grabadora Síndrome de Down. Con 25 años tiene exposiciones personales y piezas comercializadas. Su éxito se lo debe al Proyecto Comunitario Con Amor y Esperanza, dedicado a jóvenes con necesidades especiales de aprendizaje.
Comenzó como diversión, pero ahora lo emplean con fines terapéuticos y educativos. Con este arte japonés, dos ingenieras cubanas ayudan a los pequeños de una escuela especial a elaborar pájaros y flores, además de enseñarles habilidades manuales que propician su concentración y desarrollo personal
Ser discapacitado y deportista en Cuba es posible. Pero las medallas internacionales, incluso los resultados locales, provinciales o nacionales, se logran casi siempre “a pulmón”.
Yanet quiere ser bailarina profesional, pero nunca realizó estudios especializados y es síndrome de Down. Sin embargo, no se han detenido sus sueños.
Si uno no se fija en sus dificultades al caminar, difícilmente imagine que Ariel Zulueta Bravo sufrió una parálisis cerebral infantil con secuelas. Desde hace cuatro años enseña Psicología Especial en la Universidad de La Habana.