eltoque_logo

Maternidad

La maternidad es la vivencia que tiene una mujer por el hecho biológico de ser madre. Si bien el sentimiento maternal se desarrolla a partir del nacimiento de un hijo, con anterioridad al embarazo es muy frecuente que la mujer desarrolle un instinto maternal, es decir, el anhelo de tener un hijo, cuidarlo y educarlo. En Cuba, el Decreto-Ley No. 339 «De la maternidad de la trabajadora», e establece que si la madre decide reincorporarse al trabajo una vez concluida la licencia pre y posnatal, y antes de que el menor cumpla el año de vida, podrá seguir recibiendo la prestación social a que tiene derecho con su salario. Es decir, la prestación mensual que recibe la madre trabajadora no puede ser inferior al salario mínimo vigente en el país y, en el caso de que suceda así, pues serán aumentadas a dicha cifra. Aquí encontrarás el día a día de las madres cubanas, quienes luchan por sacar adelante a su familia en medio de un contexto económico difícil.

Foto: Jorge Ricardo
Una vez leí que, cuando los hijos están en problemas, a las madres les duele el vientre. No importa cuán lejos estén. No importa cuánto tiempo haya pasado del alumbramiento. Se siente un peso bajo el ombligo, en lo hondo, como un fuego pequeño y permanente.
Un brutal episodio en el que un padre desapareció a sus dos hijias en Tenerife, España, reavivó el debate acerca de la violencia vicaria. En sus casos más extremos, esta suele ocurrir como expresión de violencia de género.
Todavía hoy Limara tiene miedos como madre, aunque su programa ha funcionado como una red de apoyo, el lugar para romper esquemas en torno a obligaciones y estándares de mujeres y madres perfectas.
Ser sobreprotectora es una acusación que pesa sobre muchas madres. Casi siempre sobre las madres y mucho menos sobre los padres. Si te dicen que eres descuidada con tu hijo es un insulto, pero cuando te dicen que eres sobreprotectora parecen querer insultarte también.
Hoy dedicamos nuestros dibujos a todas las madres cubanas en su día. Esas que asumen multiplicidad de roles en la sociedad y en la familia. A las que la cotidianidad les impone continuos retos de creatividad en medio de la escasez y la cuarentena.
La actriz cubana Heydy González comparte detalles de su experiencia como madre y artista. En esta conversación recuerda cómo vivió el embarazo de su hija Galilea.
La pandemia nos han empujado al espacio virtual, al refugio de las redes sociales. Allí se han encontrado madres a quienes el encierro les dibujó un panorama desalentador. En Cuba, se suman las colas y la escasez. En el grupo de Facebook Madres cubanas por un mundo mejor más de 52 mil cubanas comparten y se acompañan.
Algunos padres suelen chocar con la expresión lapidaria, “yo soy la madre”, que en buen cubano significa: “ahí no te metas”; “de ahí pa´lla no hay más na´”. Por momentos parecería que eso es cierto. Ante esa expresión, los derechos paternos se tambalean.
¿Por qué nuestro bebé duerme bien y otros no tanto? No lo sé. Tampoco puedo aconsejar a otros padres ni hacer un texto con diez consejos para que tu bebé duerma toda la noche. Solo sé que tu hijo será, en gran medida, como tú propicies que sea.
La peculiaridad de estos pequeños es que gruñen, tienen garras y colmillos afilados. A veces son difíciles de manejar y requieren de cuidados especiales.
A veces estamos los tres amaneciendo, amándonos, riéndonos y sentimos algo tibio y suave que nos abraza. Ya no nos sorprendemos. Es el pipi que se desbordó del culero, porque casi una noche entera pegado a la teta tiene que tener sus consecuencias líquidas.
Si Haila y su hijo Haned hicieran un dúo, seguro se llamaría Los cómplices. A gusto de Haila sería de música popular bailable, y a elección de Haned, probablemente de reguetón.
Esta celebración llegó muy temprano a Cuba y a Santiago de las Vegas, pueblo situado al sur de la capital, que es precursor de esta tradición en la Isla.
Decidí ser madre y sentía que debía dedicar tiempo a amamantar a mi hija, a cuidarla. Me llamaban para proyectos y con dolor tenía que rechazarlos.
Amar no es privativo de las madres que amamantan, las que deciden no hacerlo también aman. Por otra parte, creo que lactar es mucho más que amar. Lactar es sacrificio, es dolor, es fuerza de voluntad, es cansancio, es dedicación, es renuncia a muchas cosas, es armonía, equilibrio, apoyo familiar.
Niñas y adolescentes son víctimas de maltrato durante la cuarentena. Pero, si ayudamos a detectar casos de violencia, podremos salvarles la vida.
Yo creo en las energías del universo, en las fuerzas naturales y en la incidencia de la familia. Por eso nuestro hijo, nacido en coronavirus, no tendrá en su personalidad los rasgos de la pandemia, será y pensará como hemos sido y como hemos pensado para sobrevivir, como familia, a la crisis.
Muchos bebés y niños pequeños muestran especial cariño por un objeto concreto. El objeto de apego o transicional es un término introducido por primera vez por el pediatra y psicoanalista inglés Donald Winnicott. Esta conducta es la forma de definir la primera posesión del bebé.
Yo sabía que aquel muchacho con un nomeolvides detrás de la oreja podía ser un gran padre. Pero no imaginé que el nexo con su bebé sería tan profundo. A medida que Oliver ha ido creciendo y decidiendo, yo me he quedado al margen de varias rutinas que ellos prefieren hacer juntos y solos.
Un día de enero, mi hijo llegó de la escuela un poco contrariado porque unos tales Reyes Magos no le habían regalado nada y a sus amiguitos sí. Yo le conté que los Reyes Magos no existían, o al menos no en la forma en que sus amiguitos creían.
Yasbell Rodríguez es actriz y conductora, pero mucho antes, a la edad del pequeño Alí, ya era abogada, aeromoza, bailarina y todo lo que se le ocurriera.
Cuclillas, lavados, calendario, lactancia… ninguno previene el embarazo. Y quizá el rey de los métodos seudoanticonceptivos sea el coitus interruptus, con practicantes y convencidos de todas las edades.
Mi hijo mayor sabe que todo el mundo llora, no importa si es hombre, mujer, niño o niña. Él sabe jugar a las casitas y sus primas a los superhéroes. Juntos en sus juegos crean un mundo paralelo donde, sin ningún complejo, Mr. Increíble puede usar sayitas.
Tener un bebé comelotodo es muy complicado, sobre todo cuando en casa hay un niño de 9 años fanático a los Lego. Durante mucho tiempo mi hijo mayor ha coleccionado cajas y cajas de Lego. Algunas piezas se caen al piso y se pierden en las esquinas hasta que alguien las encuentra en una limpieza general.
Ver a un bebé llorar desconsoladamente es de las situaciones más terribles a las que nos enfrentamos las madres y los padres. Casi siempre que llora y no se encuentran causas aparentes, la familia le achaca el llanto a los cólicos del lactante.