eltoque_logo

políticas culturales

Llas políticas culturales son el conjunto estructurado de acciones y prácticas sociales de los organismos públicos y de otros agentes sociales y culturales, en la cultura; entendida esta última tanto en su versión restringida, como es el sector concreto de actividades culturales y artísticas, pero también considerándola de manera amplia, como el universo simbólico compartido por la comunidad.

Las políticas culturales surgen y se desarrollan a partir de cuatro grandes principios: el valor estratégico de la cultura como difusor de estándares simbólicos y comunicativos; base en la que fundamentar las identidades colectivas, y por tanto las identidades de las naciones y de los estados; por tener efectos positivos, tanto económicos como sociales, al desarrollar la creatividad, la autoestima y una imagen positiva de las personas y los territorios; y finalmente por la necesidad de preservar el patrimonio colectivo de carácter cultural, histórico o natural.

La Política Cultural de la Revolución Cubana se ha orientado, por una parte, a propiciar la participación de nuestro pueblo en los procesos culturales y su acceso a lo mejor del arte cubano y universal y, por otra, a garantizar la activa intervención de los escritores y artistas en el diseño y la práctica de esa política. Los creadores cubanos, comprometidos de modo entrañable con nuestra Revolución, han tenido y tienen un peso decisivo en la proyección nacional e internacional de las instituciones culturales.

La censura no ha escapado a las políticas culturales cubanas y la han sufrido artistas de todas las manifestaciones artísticas.

En esta edición se debatió sobre la solicitud de artistas cubanos al MNBA en solidaridad con Luis Manuel Otero, sobre el deportista César Prieto, la continuidad del curso escolar y la polémica renovación de La Bodeguita del Medio.
Desde enero, un grupo de artistas cubanos impulsó la idea de crear una asociación autónoma que agrupara a todos los actores del país sin discriminación de ningún tipo. La organización llevaría por nombre Asociación Nacional de Actores de Cuba. Pero las autoridades no estimaron necesario que exista la organización.
A pesar de que existen algunos pesimistas que intentan sabotear la gestión del Fondo de Fomento, y aseguran que el cine cubano solo puede garantizar su independencia fuera del ICAIC y de sus estructuras, es notoria y estimulante la participación de los cineastas independientes en estas convocatorias.
En Santiago de Cuba, la segunda ciudad en importancia en la Isla, el paquete semanal mantiene patrones de funcionamiento y sostenibilidad similares a los de otros territorios, pero posee características distintivas. Los contenidos locales y las soluciones de transportación entre los municipios son algunas.
Sueños al pairo se acerca a la vida y obra de Mike Porcel: uno de los músicos cubanos contemporáneos más influyentes y creativos de su generación. Por diferencias político-ideológicas con su contenido, el ICAIC retiró a esta obra los derechos de uso de imágenes de archivo y pidió su exclusión de la Muestra Joven 2020.
El Decreto-Ley 373 no es la Ley de Cine demandada por los cineastas cubanos, ni considera a las productoras independientes como los organismos autónomos que son; pero supone varios pasos de avance.
Diez años después de los primeros intentos fallidos por establecer una versión cubana de la competencia, la empresa de bebidas vuelve a tener el protagonismo en un torneo de improvisación en Hip Hop.
Desde el Palón Divino, primer tema que pegó Chocolate desde Estados Unidos (2017), el “palito” es un tema recurrente. También se repiten algunas frases: Te la di, Con maldad, Chao, Chanel… Son expresiones de un género que en la calle le dicen “reparto”, y que, por fin, según los que lo hacen, es reguetón cubano.
Los correlatos de esta Muestra nos ponen otra vez ante muchos asuntos pendientes: la sacralidad de los héroes y símbolos, la libertad creativa, el derecho ciudadano a formarse por cada quien una opinión, el derecho institucional a regular sus espacios.
Uno de los juicios más filosos de Alfredo Guevara fue aquel en que aseguró: «hay demasiada ignorancia en nuestro Estado todavía, y en nuestras organizaciones sociales, incluido el Partido, hay demasiada ignorancia con poder sobre personas. Ese es un crimen de Estado».
La programación de la televisión cubana ha ido reuniendo cursilerías, chapuzas y pifias en los meses de pandemia. Se abren los espacios a cualquier improvisado que decide hacer canciones o escribir versos sobre el coronavirus. ¿Qué pasará cuando se restituyan ciertas jerarquías, y deban prescindir del amateurismo?
El Parque Horizontal se enfoca en el arte alternativo o autónomo. Su coordinadora Anamely Ramos apuesta porque el proyecto continúe siendo un espacio donde no exista el autoritarismo ni los tabúes y se imponga el arte como palabra de orden.
La décima y el punto cubano, género musical declarado patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO, han atravesado episodios de conservación y menosprecio en Cuba. Hoy no viven su mejor momento de popularidad.
Desde el 7 de diciembre entró el vigor el Decreto 349 —una regulación con problemas técnico-jurídicos—, que limita la creación artística porque agrava las restricciones existentes y afecta a todos los ciudadanos, no solo a los artistas
Directivos de la Casa de Cultura de Alamar contactaron a Claudio Hill y a Joel Muwanga, del proyecto Buena Vista Ghetto Kings, para que rescataran el Festival de rap de Alamar. Pero por desorganización e irrespeto a los artistas, tuvieron que suspenderlo.
“Nacimos en respuesta a un ecosistema tenso y hostil para la creación cinematográfica. Somos los que luchamos por un cambio, por un diálogo de equidad con aquellas instituciones que nos desestiman sin conocernos”.
“Compartimos libros que ya no usamos, que ya leímos. Muchos se cuestionan cómo dejar un libro abandonado sin saber qué va a suceder con él. No todos entienden que poco importa quien tome el libro, lo importante es buscar una forma distinta para promocionar la lectura y que las personas se involucren”.
¿Cuáles son las perspectivas de generar diálogo en la sociedad cubana actualmente? ¿Cómo podría generarse debate sobre la base del respeto a las diferencias? ¿Cuáles son las principales limitaciones para construir consenso? Son estas las preguntas que guiaron la primera mesa de la plataforma Articulación Plebeya.
En San Antonio de Cabezas, Guanajay, Amancio Rodríguez, Gibara, Santo Domingo el paquete semanal es una importante fuente de entretenimiento. Hay quienes han encontrado el negocio perfecto o una vía para matar el tedio que abunda en cada poblado del interior de la Isla.
La editorial La Maleza se centra en dar visibilidad a autores censurados por la política editorial del país. “Una vez impresos, los libros se reparten de forma gratuita en aras de generar un diálogo con los lectores”, explica el artista visual Julio Llópiz-Casal.
Entre el dicho y el hecho ha transcurrido más de una década para tener este Decreto-Ley 373. Y todavía falta llevarlo a la práctica. Pero al cine cubano le sigue faltando una ley que regule el presente y el futuro del audiovisual en la Isla.
Aunque el Decreto Ley 349 llegó en el silencio que muchas veces acompaña a la Gaceta Oficial, intensos debates ha generado en distintos espacios este documento que busca regular de manera explícita la política cultural del país.
Hoy, videos de eventos sociales, publicitarios, musicales, largos o cortometrajes filmados en Cuba, contienen innumerables tomas aéreas —ya sea con los permisos de filmación o no—; porque el drone es parte del audiovisual cubano.
La 00 Bienal Alternativa de La Habana ocurre desde el sábado 5 de mayo en las casas/estudios/talleres de varios creadores “independientes”, con la oposición de las organizaciones culturales del país.
Colocar el cine cubano en los carriles encapsulados de la Revolución es una idea absurda que solo se cree un político, porque es el equivalente a darle un tiro de gracia a la libertad artística y desconocer su tradición.